Toñi Moreno y su hija, la pequeña Lola, están disfrutando de unas maravillosas vacaciones de Semana Santa en Doñana. No están solas, ya que con ellas se encuentran unos buenos amigos, aunque no todo está siendo tan fantástico para la buena de Toñi. "Muchos me entenderéis : ha sido parar y darme un ataque de lumbago". Cierto, es la ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá. Es normal también, que tras periodos de mucho trabajo o mucho estrés, cuando llegan las vacaciones o unos días de descanso, salgan todos los males. Y Toñi puede dar fe de ello.

Artículo recomendado

Toñi Moreno reconoce que tendrá un problema el día que se vuelva a enamorar

Toñi Moreno reconoce que tendrá un problema el día que se vuelva a enamorar

A pesar de este pequeño, pero doloroso, inconveniente del lumbago, Toñi ha compartido un reels en su cuenta de Instagram que refleja a la perfección lo bien que se lo están pasando, en especial, Lola, que ha disfrutado corriendo por las playas de Matalascañas. Madre e hija han estado alojadas en una villa en primera línea de mar con unas vistas espectaculares y, como decimos, no han estado solas.

"Este es un reels para dar las gracias. Nunca estuve sola. Mi familia de sangre estuvo ahí, pero no me puedo olvidar de los que no me soltaron de la mano sin tener por qué. Y aún siguen. La madrina de Lola, mi mejor amiga @tormento_de_pepa , el padrino @juancarlos_d.vargas y su marido el Tito @duquefede. Son esa familia que eliges y que arropan cuando te ves sola. Esta Semana Santa nos hemos ido todos a @onvillageoceanfront @onhotelsoceanfront Gracias a mi amiga @charo_reina_oficial, y no hemos podido ser más felices. Gracias a la vida por rodearme de gente que quieren a mi niña sin límite", escribe Toñi junto al vídeo que no debes perderte. Y, como nosotros, morirte de envidia (sana) por no poder estar allí con ellos. ¡Dale al play!