Toñi Moreno está viviendo unos días muy especiales. Hace justo una semana dio a luz a su pequeña Lola y desde entonces está volcada en ella. El pasado sábado la presentadora abandonó el hospital sevillano en el que estuvo ingresada durante unos días con su hija en brazos. Muy emocionada, aseguró que estaba viviendo un instante súper especial. Fue entonces cuando madre e hija pusieron rumbo a Sanlúcar, localidad gaditana en la que vive gran parte de su familia y donde va a pasar las próximas semanas.

Artículo relacionado

Una de las primeras cosas que ha hecho Toñi en estos primeros días como mamá es disfrutar de un paseo junto a su pequeña.La presentadora y su hermana (que fue la encargada de acompañarle cuando ingresó para dar a luz) han aprovechado que ha salido el sol y han salido a hacer unas compras. Toñi se ha mostrado de lo más relajada y feliz empujando el carrito de su bebé. Para la ocasión ha lucido un atuendo de lo más cómodo. Y aunque cuando salió del hospital reconoció que estaba un poco afectada después de haber dado a luz mediante cesárea, en este paseo ha demostrado que una semana después de convertirse en mamá está muy recuperada.

Toñi Moreno con su hija Lola
Gtres

Durante las próximas semanas Toñi va a estar volcada en su pequeña y no será hasta dentro de unos meses cuando regrese a televisión. La presentadora ha recibido durante estos días muchas felicitaciones de sus compañeros de profesión y de grandes amigos de la televisión. Por ahora la presentadora va a pasar unos días más en Sanlúcar, donde encuentra un gran apoyo en su familia. Y después pondrá rumbo a Madrid junto a la pequeña Lola, donde le ha preparado una habitación de lo más original que seguro que está deseando estrenar.