Los invitados ‘se vuelan’. La boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank pasará a los anales como la más ventosa de la casa real británica. Los novios han tenido una llegada de invitados algo deslucida debido al viento que ha soplado sin descanso en el día de hoy en el Windsor.

Artículo relacionado

La pareja de enamorados se da el ‘sí, quiero’ en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, absolutamente engalanada para la segunda boda real que ha vivido este año. Tan solo 5 meses después del emocionantísmo enlace del príncipe Harry y la actriz Meghan Markle, este templo religioso vuelve a abrir sus puertas para ver casarse a un miembro de la realeza británica al que ha compledo crecer entre bodas, bautizos y demás festejos.

La de Eugenia y Jack es una boda más mediática que real. Nos explicamos. Entre los invitados abundan las celebridades por encima de los invitados de casas reales. Modelos, cantantes, actores y actrices copan las primeras filas de los asientos en la capilla. Entre las amistades de los novios destacan nombres tan variopitos como Robin Williams, Naomi Campbell o Demi Moore.

Mención aparte merecen las ‘primas políticas’ de la novia. Meghan y Kate han robado, durante unos instantes, el protagonismo para convertirse en el centro de las miradas. El abrigo escogido por la actriz ha despertado toda clase de comentarios referentes a un posible embarazo, mientras que la segunda ha sido aplaudida por la magistral elección que ha hecho con su modelo rojo frambuesa de Alexander McQueen, su firma fetiche.