Tamara Gorro no está en su mejor momento. La influencer tiene una fuerte infección en uno de sus dedos de la mano que le está trayendo muchas complicaciones desde el pasado fin de semana, un trance duro para ella por el que está recibiendo muchísimo cariño y amor por parte de los suyos y por supuesto de su familia virtual, como ella llama a la legión de fans que tiene en las redes sociales, a los que este miércoles bien temprano ha dado el último parte sobre su estado de salud.

Artículo relacionado

"He dormido mejor, me duele el dedo y por las mañanas vomito mogollón", ha contado Tamara, que haciendo alarde de su buen humor a pesar de las circunstancias ha bromeado diciendo: "Si pudiese quedarme embarazada de manera natural, pensaría que estoy embarazada, pero no es el caso". La mujer de Ezequiel Garay ha explicado que el dedo le duele "menos" pero le duele, pero que está algo mejor y "hay que ser un poco positiva, no quiero que mis niños me vean así".

Todo empezó el pasado fin de semana cuando Tamara Gorro tuvo que acudir a urgencias por la hinchazón y el dolor en uno de sus dedos. Tenía una fuerte infección y mucha pus que no pudieron extraerle mecánicamente y por ello ha tenido que ir varias veces al médico para que le abrieran y extraérsela.

Tamara Gorro

Pero esto no ha sido lo peor, la influencer ha tenido que cambiar hasta cuatro veces de antibiótico por una intolerancia y no para de vomitar, lo que ha complicado MUCHO las cosas. Y es que además de alargar la agonía del dolor está dañando a su estómago y la infección no remite. "Ya estoy desesperada… El dolor ya se está bajando a la mano y cada vez más fuerte. Gracias por todos los mensajes familia virtual. ¡Os quiero con locura”, ha dicho la joven a través de sus historias de Instagram.