Este domingo fallecía uno de los pilares más importantes de una de las familias más mediáticas de nuestro país. Isabel Preysler perdía a su madre, Beatriz Arrastia a los 98 años. Un adiós blindado e íntimo que ha estado envuelto en el máximo secretismo y del que se van conociendo nuevos datos a cuenta gotas. Uno de los detalles que más ha llamado la atención es el misterio alrededor del dolor que se ha instalado en la mansión de Puerta del Hierro donde se apagaba la llama de 'Beba', cariñoso nombre con el que los suyos llamaban a Beatriz Arrastia.

Desde este fin de semana el silencio se ha alojado en el entorno deIsabel Preysler, y sus hijos se sumaban a esta firme decisión. Si bien algunas informaciones apuntaban a que su hijo Enrique Iglesias habría volado para estar a su lado y arroparla, la única que se ha dejado ver a través de las lunas tintadas de su coche ha sido Tamara Falcó. La 'socialité' y su círculo íntimo han decidido despedir a la entrañable 'Beba' en estricta intimidad. Las paredes de su mansión de Puerta del Hierro (Madrid) y un grupo muy reducido de amigos, entre los que se encontraba el Padre Ángel, han sido los únicos testigos de su profunda tristeza. Un gesto que se ha extendido a las redes sociales de los hijos de Isabel, que aún este martes siguen mudas tras la muerte de su abuela.

Artículo relacionado

Poco movimiento en el hogar que comparten Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, apenas un puñado de amigos muy íntimos y familiares, en sintonía con la decisión de llorar a Beatriz Arrastia lejos de miradas indiscretas y arroparse en la calidez del hogar de la 'socialité'. Tamara Falcó, Enrique, Chábeli, Julio José Iglesias, Ana Boyer... Ninguno de ellos ha compartido sus sentimientos y emociones ante la pérdida de su 'Beba'.

Cuando, en marzo de 2020, falleció el padre de la actual marquesa de Griñón, ninguno de los hermanos de Tamara publicó un mensaje de cariño hasta que ella no reapareció en redes. Y no fue por falta de sensibilidad, sino por respetar su dolor y sus tiempos. En esta ocasión, parece que están actuando de la misma manera.

Artículo relacionado

La única que, de momento, ha roto el silencio ha sido Joanna Preysler, sobrina de Isabel que reside en Manila. La joven ha compartido una bonita foto familiar donde aparece con su tía, su prima Tamara y la tristemente desaparecida Beatriz Arrastia. Asimismo, tal como publica Look, Joanna ha difundido a través de sus redes sociales la misa por videollamada con la que han querido despedir a su abuela y honrar su memoria. A la ceremonia online se han sumado algunos familiares, entre ellos 'Jacinta', el nombre bajo el que se escondería Tamara Falcó y, quién sabe, si también su madre. 'Jacinta' es el nombre de una de las mascotas de la 'influencer' y podría haberlo utilizado para no despertar sospechas y no romper el hermetismo en el que se han refugiado.

La sobrina de Isabel Preysler se despide de su abuela

La sobrina de Isabel Preysler se despide de su abuela

Instagram @joannapreyslermanila