Este 20 de marzo se cumple un año de la muerte del marqués de Griñón. Carlos Falcó falleció hace doce meses después de estar ingresado unos días debido al coronavirus. Este se convirtió en uno de los momentos más complicados de la vida de Tamara Falcó, que estaba muy unida a su padre y le tuvo que despedir en una situación muy difícil con las restricciones de la pandemia. Desde ese momento han sido varios los recuerdos que ha tenido para él, y hoy no ha querido que terminara el día sin tener uno de los más emotivos hasta la fecha. La hija de Isabel Preysler ha compartido en su Instagram una imagen de Carlos Falcó junto a la que le ha dedicado unas palabras preciosas.

Artículo relacionado

Tamara Falcó ha explicado que la razón por la que ha elegido esta fotografía de su padre, en la que aparece sonriente y en pleno campo, es que “describe muy bien cómo era él. Lleno de vida, dispuesto a disfrutar de cada minuto del día, incansable y trabajador”. Con estas palabras muestra una vez más la admiración que sentía por él y el gran ejemplo que era (y sigue siendo pese a su ausencia) para ella. La colaboradora de ‘El Hormiguero’ ha querido recordar a su padre con una sonrisa, y ha asegurado que “así me debe estar esperando en el cielo”.

Tamara Falcó

El recuerdo de Tamara Falcó a su padre en el aniversario de su muerte.

Instagram @tamara_falco

La hija de Isabel Preysler también ha expresado lo mucho que le echa de menos. Además, ha contado cómo lleva su ausencia al escribir que “aunque dicen que la pena se hace más llevadera, el vacío de su ausencia seguirá conmigo hasta que nos volvamos a encontrar”. En estos doce meses, Tamara Falcó ha encontrado consuelo al pensar en “que vela por mí animándome a ser mejor y a amar sin límites”. Si por algo quiere recordar a Carlos Falcó es “por su sonrisa, su música, su elegancia y su amor por el campo”. Y también por lo más importante. “Me quedo con ese pedacito de él que dejó conmigo que somos mi familia y yo” han sido las palabras con las que ha rematado esta dedicatoria.

La vida de Tamara Falcó ha cambiado mucho en los últimos doce meses. Ha comenzado una historia de amor con Íñigo Onieva, se ha mudado de casa, cada vez tiene más protagonismo en ‘El Hormiguero’ y lleva con éxito sus estudios de cocina, asuntos que seguro le hubiera gustado compartir con Carlos Falcó. Una persona a la que tiene muy presente y más teniendo en cuenta que es la heredera de su título y desde hace unos meses ella es la marquesa de Griñón.