Después de tres ramos de novia que ha recibido en otras tantas bodas, no es extraño que Tamara Falcó esté ya dándole vueltas a la cabeza acerca de si ya va siendo hora de pasar por el altar. El novio no sería otro, claro está, que Íñigo Onieva, su compañero sentimental con el que está a punto de cumplir dos años de relación, concretamente, el próximo 13 de septiembre. Fue en ese mismo día, pero de 2020, cuando Tamara e Íñigo se conocieron y se enamoraron en el cumpleaños de una amiga en común.

Artículo recomendado

Tamara Falcó lanza su segunda colección exclusiva de otoño-invierno más especial

Tamara Falcó lanza su segunda colección exclusiva de otoño-invierno más especial

La periodista Pilar Vidal informa en las páginas de Abc que, por fin, la pareja se habría comprometido y que ya estarían planeando la boda para el verano de 2023. Según la periodista, la pedida de mano habría sido en el palacio de El Rincón, propiedad de Tamara y de su hermano mayor, Manuel Falcó, que heredaron de su padre, Carlos Falcó, marqués de Griñón. Las familias de ambos ya serían conocedores del compromiso y todos estarían encantados con la decisión de la pareja de contraer matrimonio.

Tamara e Íñigo comparten aficiones, como los viajes y, sobre todo, la gastronomía. La hija de Isabel Presyler, además de ganar 'MasterChef Celebrity' es poseedora del diploma Cordon Bleu, tras haber cursado los estudios en este centro de estudios culinarios. Íñigo, por su parte, además de compartir la cuenta de Instagram The Gourmen Club con unos amigos, es socio de un club nocturno y director de una empresa que se encarga de crear y gestionar distintos restaurantes, como Tatel o Totó.

Este verano Tamara e Íñigo han asistido a tres bodas, dos de ellas, de sendos primos de Tamara. Por un lado, la de Álvaro Falcó, actual marqués de Cubas, y, más tarde, la de otro primo, este por parte de madre, Álvaro Castillejo, en el que Isabel Presyler ejerció de madrina de su sobrino. En las dos, Tamara se llevó el ramo de la novia. "Yo no siento ninguna presión, ¿y tú, Íñigo?", preguntó divertida.

Parece que la boda está más cercana de lo que la gente cree. De confirmarse la noticia, Tamara tiene un año para organizarlo todo. Ya se ocupó de esos menesteres en la boda de su hermana Ana Boyer con Fernando Verdasco, celebrada en Mustique, en el Caribe, en 2017. Claro que organizar la propia boda no es lo mismo. Deseando que llegue el día estamos.