Esta vez la tertulia en la que participa Tamara Falcó en ‘El Hormiguero’ ha empezado fuerte. Antes de que Nuria Roca, Juan del Val, Cristina Pardo y la hija de Isabel Preysler comenzaran a debatir sobre algunas cuestiones, Pablo Motos le ha preguntado a la futura marquesa de Griñón por algunas cuestiones un tanto incómodas. Por un lado le ha preguntado sobre su relación con Íñigo Onieva y ella ha hablado con toda naturalidad de su novio. Pero la cuestión más espinosa ha llegado cuando el presentador ha querido saber qué hacía Tamara Falcó cenando en un restaurante de una zona confinada y más allá de la hora del toque de queda.

Artículo relacionado

En los últimos días son varias las ocasiones en las que Tamara Falcó ha salido a cenar y ha recibido muchas críticas por pasarse de la hora establecida para estar en casa o por ir a zonas de Madrid confinadas. Al responder, la hija de Isabel Preysler no ha dado rodeos y ha reconocido y explicado su error. Tamara ha hecho referencia a la noche que fue a cenar a la zona de La Moraleja, y ha asegurado que “es verdad que fui a cenar allí y Madrid estaba confinado. No te enteras de todos los sitios que están confinados”. De esta forma ha achacado su error al hecho de no enterarse a qué lugares puede ir por el exceso de información que recibe.

Tamara Falcó

Tamara Falcó pide perdón por saltarse la hora del toque de queda.

Gtres

No solo el lugar al que fue a cenar ha sido polémico. También la hora en la que terminó. Sobre esta cuestión Tamara Falcó ha asegurado en ‘El Hormiguero’ que fue fruto de su agobio por tener a los fotógrafos fuera del restaurante. La hermana de Ana Boyer pensó que a la hora del toque de queda los fotógrafos se irían a su casa, así que ella espero a que pasara el límite para abandonar el establecimiento. Pero para su sorpresa, cuando salió seguían allí. Al estar trabajando tenían permitido estar fuera de sus hogares y de ahí que todo el mundo se enterara de que Tamara Falcó se pasó de la hora del toque de queda y de que por tanto infringió las normas. Para calmar las aguas la colaboradora del programa de Pablo Motos ha pedido perdón más arrepentida que nunca.