No puede disimular su cara de felicidad ni siquiera debajo de la mascarilla. Tamara Falcó está exultante después de haber dejado atrás los meses más negros. La hija de Isabel Preyslerestá enamorada y quien hace latir más fuerte su corazón es Íñigo Onieva, un atractivo diseñador de coches de 31 años que le ha devuelto la ilusión en el amor.

Artículo relacionado

Un día después de que saliera a la luz su incipiente relación, destapada por Vanitatis, Tamara Falcó ha sido sorprendida en público después de haber disfrutado de un ameno almuerzo con una amiga. La ganadora de 'MasterChef Celebrity 4' se ha ganado el cariño de todos gracias a su naturalidad, rasgo de su carácter del que ha vuelto a hacer gala en el divertido despiste que ha protagonizado al huir de las preguntas sobre su nuevo novio.

Tamara Falcó está ilusionada, eso es indudable, y a pesar de estar acostumbrada a la presencia de la presencia no ha evitado que se pusiera nerviosísima al ser noticia por su nuevo y emocionante estado sentimental. Las imágenes de este vídeo no pueden ser más reveladoras ni divertidas. En ellas, la colaboradora de 'El Hormiguero', que confirma su gran momento personal, protagoniza una divertida equivocación a la salida del restaurante tras la que no puede tampoco evitar reírse.

Artículo relacionado

Tamara Falcó, de 39 años, arrancaba este año de pandemia con el golpe más duro tras perder a su padre, Carlos Falcó, quien fallecía a los 83 años víctima del coronavirus. No ha sido el único doloroso trance que ha tenido que superar la familia Falcó, pues recientemente, fallecía Fernando, tío de Tamara; y su hermana Xandra, perdía a su marido, Jaime Carvajal. La llegada de Íñigo Onieva a su vida es una bocanada de aire fresco en un 2020 para olvidar.