Chelo García-Cortés ya está en España y se enfrenta de nuevo a su realidad. Su papel como superviviente y su amistad retomada con Isabel Pantoja están siendo, tras años postulándose como concursante de ‘Supervivientes’, los temas que más están dando que hablar, pero no los únicos. La periodista se marchó a Honduras con serios problemas económicos que asolan su vida y la de su esposa, Marta Roca, y el reality se le presentó como una especie de tabla de salvación para solventarlos, o al menos aliviarlos. Pero, ¿realmente ha sido así?, según sus compañeros de 'Sálvame' no.

Artículo relacionado

'Lecturas', antes de que Chelo partiera hacia Honduras, tuvo acceso en exclusiva a los documentos que prueban que la situación financiera de la pareja es extrema, tanto que están a punto de perder su única propiedad: la casa en el que viven en Castelldefels (Barcelona). Según esta información, Chelo adeuda más de 1,4 millones de euros. Una cifra que estrangula a la colaboradora de tal manera que tiene embargado hasta el 70% de su sueldo.

Una deuda que no se vería reducida tras el paso de Chelo por Supervivientes, ya que, tal y como ha comentado Kiko Hernández desde 'Sálvame', tiene todo embargado. "Imagínate que Chelo ha ganado 50.000 euros, no va a ver nada porque le debe un millón de euros a Hacienda", ha comentado desde el programa de las tardes de Telecinco.

Chelo y Marta

Al parecer, según 'Sálvame', será lo que su mujer Marta Roca haya ganado en los platós lo que el matrimonio se embolsará en realidad, ya que Marta, a la que no le ha quedado más remedio que romper su ostracismo mediático, no está embargada. "Y la casa bastante que la están aguantando, que un prestamista de estos te quita la casa en un minuto", ha terminado Kiko Hernández.