Jorge Pérez ha conseguido que por unos minutos sus compañeros de Supervivientes 2020 se olviden de las auténticas calamidades que están pasando en Honduras. Llueve, hace frío, tienen la ropa mojada, no pueden pescar ni tienen apenas qué comer, por si fuera poco una plaga de insectos les está haciendo la vida imposible. Pero el guardia civil ha conseguido revolucionar la playa, ¿cómo? Dejando sus encantos al natural (y con un desniudo integral).

Artículo relacionado

Hace dos años que conocemos a Jorge Pérez Díez aunque, tras conocerse este martes que él es el décimo concursante de Supervivientes 2020. El 'guapo oficial' de la Guardia Civil, que se hizo conocido por una foto que la Benemérita compartió en sus redes sociales y que luego se convirtió en modelo. En los Cayos Cochinos ya ha presumido de su escultural figura bien trabajada a golpe de pesas, pero nunca como hasta ahora.

Su belleza ha encandilado a José Antonio Avilés y Rocío Flores, que, por sus palabras, no les habría importante ni lo más mínimo infringir la ley y ser detenidos por él. "¡Por Dios, mira qué culo. Ese culo no es normal", gritaba el colaborador de Viva la Vida cuando Jorge alegraba la vista de los siervos dejando sus posaderas al descubierto sin pudor alguno. El modelo y agente decidió darse un baño como llegó al mundo, y claro la revolución en la playa se armó y, luego, su fornido culo se ha hecho viral en las redes.

Pero no ha sido Avilés el único que ha piropeado los encantos de Jorge, también lo ha hecho Rocío Flores, aunque a su modo, más discreta. "Métete un poquito más en el agua que te vemos el culo, primo! ¡Te estoy viendo tus partes!".

José Antonio Avilés clamaba al cielo pidiendo que Interviú existiese para retratar semejante anatomía pero Jorge lo tiene claro: "No estoy yo para Interviús".