Ivana Icardi nunca ha ocultado la mala e inexistente relación que tiene con su padre y hermano Mauro desde hace años. Si bien un enfrentamiento público con su cuñada Wanda le llevó a distanciarse del crack del fútbol en 2016, es también la ausencia de su padre, Juan Carlos, lo que le atormenta. Se separó de su madre hace más de 10 años, situación que le llevó a regresar a Argentina, una decisión que, todavía hoy, le cuesta perdonar.

Artículo relacionado

Sin embargo, su paso por 'Supervivientes 2020' ha hecho que sus sentimientos afloren más que nunca. Este domingo, la joven se rompía en directo y reconocía que quiere solucionar todos sus problemas familiares: "Me cuesta mucho hablar de este tema porque me duele tanto... Cuando he ganado pruebas he pensado en si me estaba viendo (Mauro) y en que al menos estuviese sonriendo pensando que era su hermana", decía entre lágrimas.

Ivana Icardi

A este deseo ha respondido su madre, con quien ha podido tener una breve conversación. Analía le daba todo su apoyo y le aseguraba que seguro que su hermano había sido testigo de sus logros "por un agujerito", unas palabras de aliento que Ivana recibió con una enorme sonrisa. La cosa no ha quedado ahí y la propia Analía le aseguraba que si era capaz de perdonar a Hugo no le costará hacer lo mismo con su padre: "Creo que si has perdonado a Hugo después de cómo se ha comportado contigo, es lo mejor que puedes hacer".

La argentina ya reconoció hace unas semanas que era una mujer muy orgullosa, un hecho que quizás le había distanciado aún más de su hermano: "Con este ego de querer tener siempre la razón a lo mejor me he peleado mucho con ella (Wanda) y quizá es el momento en el que el amor por mi hermano le gane a esas ganas de estar peleándome constantemente. Y perdonarla a ella por las cosas que han pasado". Ivana no quiere dejar pasar mucho tiempo más: "Quizá cuando salga de aquí sea el momento de hacerle una llamada, reconciliarnos y estar juntos".