Albert Barranco y Jaime Ferre no remontan y su amistad, a estas alturas de Supervivientes 2020, parece ya condenada al fracaso. Ambos eran colegas y tenían muy buena sintonía en las primeras semanas de concurso. Con muchas cosas en común, ambos hablaban de salir con sus novias fuera del concurso, en sus rutinas de gimnasio y en sus buenas dotes como supervivientes. Pero la amistad cada vez más sólida de Barranco con Elena, Jorge y, sobre todo, con Rocío Flores ha hecho que su buen rollo con Ferre de bueno ya no tenga nada.

Artículo relacionado

Y todo por las nominaciones. Ferre no perdonó a Barranco que, como líder, le nominara directamente cuando lo consideraba su amigo. Sobre todo porque lo puso en la palestra frente a Fani, que había sido salvada hasta en cuatro ocasiones. "Tengo un trato cordial con él pero no es la misma relación", dijo el andaluz del ex tronista. Ferre, muy dolido, estaba convencido de que Albert le había nominado "por estrategia" ya que al enfrentarlo a Fani podría perder a un rival fuerte en el concurso, pero Albert aclaró: "Quiero que entiendas que esos cuatro son mi apoyo de siempre", decía Barranco refiriéndose al resto de concursantes, y aclaró: "Elena es como una madre, Jorge y Avilés son mis apoyos y Rocío para mí es innominable".

Pues bien, tras esto y cuando parecía que lo suyo iba cuesta abajo y sin frenos ambos fueron acercando posturas y retomando contacto. Incluso se dieron juntos un festín de caracolas en mal estado que por poco no les cuesta el concurso, pero cuál ha sido la sorpresa de Ferre cuando el catalán ha vuelto a nominarlo, otra vez como líder, esta semana.

barranco y ferre

Barranco y Ferre han hablado de ello en la playa y vuelta la burra al trigo. Ferre está muy dolido con Barranco y Barranco solo puede darle las mismas explicaciones que la vez anterior: los otros están delante de él. "No pasa nada soy el menos querido y con el que menos afinidad tienes", le ha dicho Ferre al catalán, que le ha rogado que no se enfade: "Me enfado porque estoy todas las semanas nominado. Salgo de una y ahora otra ves estoy rallado".

Albert Barranco le ha explicado que no es nada en contra de él sino que solo es cuestión de afinidad, y con los otros tiene más pero eso no quiere decir que sea "el menos querido". "Me hubiera autonominado yo antes, si hubiese podido, te lo aseguro", le ha dicho el ex tronista.