Ana María Aldón es una mujer nueva en Supervivientes 2020. Ella misma ha confesado que se siente "libre" y además está cumpliendo con todos y cada uno de sus retos: el último ha sido conseguir pescar, una hazaña para la que ha necesitado ayuda ¡divina! La mujer de José Ortega Cano salía a pescar acompañada de su inseparable Antonio Pavón y no sin esfuerzo ha logrado que un enorme pez pique en su anzuelo.

Artículo relacionado

"Rocío ayúdame, Rocío ayúdame", gritaba la diseñadora mirando al cielo cuando el pez empezaba a acercarse al cebo, y picó. Ana María Aldón ha vivido uno de sus grandes momentazos en Honduras tras conseguir pescar y una pieza de unas condiciones considerables. "El pez estaba merodeando y he pensado que ese tenía que ser mío, he mirado al cielo y le he pedido ayuda a Rocío Jurado y en cuestión de dos minutos ya tenía al pez enganchado”, ha comentado Ana María no ha dudado ni un segundo en dedicarle su proeza a su "niño José María" y a su familia (sin concretar mucho).

Ana María Aldón

No es la primera vez que en el reality Ana María menciona a la que fuera esposa de su actual marido y abuela de Rocío Flores, su compañera de aventuras en Los Cayos. La mujer de Ortega Cano, quien siempre ha reconocido ser una gran admiradora de 'la más grande', llegó a confesar al resto de supervivientes que precisamente la sombra de la artista, que es alargada, no solo le despierta un gran respeto sino que le hace sentirse, en algunos aspectos, inferior respecto al padre de Gloria Camila.

Ana María Aldón

Lo confesó mientras cantaba una copla y revelaba a sus compañeros que nunca cantaba frente a su marido para que no diera lugar a comparaciones. "Él ha estado casado con ‘la más grande’ y yo soy una mierda pinchada en un palo al lado de la voz de Rocío, así que me da vergüenza", reconocía.