El arranque de Fani Carbajo en Supervivientes no está siendo nada fácil. La mediática participante de 'La isla de las tentaciones' saltó del helicóptero de Supervivientes llena de miedo pero también ilusión, pero sus primeros días en la isla se están convirtiendo para ella en una auténtica pesadilla.

Artículo relacionado

La prometida de Christofer fue nominada en la primera noche del concurso y se rompió al suplicar a sus compañeros que no estuvieran sacando constantemente el tema de la infidelidad a su novio en el programa que le hizo famosa. Además tuvo la mala pata de caer en el grupo de los siervos y por tanto vive en la playa con peores condiciones, y es que apenas hay sol, ni pesca y las tormentas han azotado muy fuerte en sus primeras horas.

Pero es que Fani se ha encontrado con otro de las situaciones más incómodas que pueden hacerte la experiencia de Supervivientes cuanto menos insoportable: las picaduras de mosquitos. Y no una ni dos, sino muchas.

Fani carbajo llora

Fani, desesperada, no soporta el dolor que las picaduras están causando en su cuerpo. "Estoy llena desde el pecho hasta los pies, ¡todo, todo!", gritaba a sus compañeros. En un arranque se ha metido en el agua del mar buscando alivio y todo el cuerpo se le ha encendido en un escozor muy fuerte. "¿Qué hago, Hugo? ¿Qué hago?", gritaba al dios de la isla, Hugo Sierra, que estaba pescando. Él le ha aconsejado aguantar un poco pues le haría bien pero Fani ha roto a llorar: "Es que me quiero arrancar la piel, no puedo", ha dicho pasándolo realmente mal.

No es el único motivo por el que Fani ha llorado en Honduras, también echa mucho de menos a Christofer y a su hijo. Horas antes de comenzar su aventura en el reality contó en exclusiva a Lecturas que el próximo verano celebrará su boda con el chileno.