Si la quinta gala de 'Supervivientes 2018' comenzaba con el 'zasca' de Isa Pantoja a Alejandro Albalá sobre sus dotes sexuales, a los pocos minutos asistíamos a uno de los encuentros más esperados (y polémicos) del programa. Hugo Paz, exnovio de Sofía Suescun, llegaba a la isla para quedarse. ¿Cómo se tomaría la superviviente su llegada? Hugo saltaba del helicóptero mientras Sofía observaba la escena desde la playa. En un primer momento, Suescun parecía no reconocer a su expareja, pero conforme Hugo nadaba hasta la orilla, la cara de ella comenzó a cambiar. "Es mi exnovio", dijo con la boca abierta.

Artículo relacionado

El resto de concursantes no daba crédito, mientras Sofía se mordía las uñas muy nerviosa. Efectivamente, Hugo llegaba a la playa y Sofía se derrumbaba y rompía a llorar: "Es que todo me pasa a mí. Es que es una persona que me ha hecho mucho daño, joer. Estas cosas es que me vienen abajo. Yo no sé si una persona normal aguantaría esto".

Hugo intentaba acercarse a ella, pero Sofía se separaba del grupo llorando mientras Isabel acudía a consolarla. Jorge Javier Vázquez, consciente de que era un momento muy duro para ella, intentaba animarla con unas bonitas palabras: "Tú y yo somos personas fuertes y esto tienes que utilizarlo para venirte arriba". Además, el programa ponía como banda sonora la canción de 'Resistiré' del Dúo Dinámico.

Ataca duramente a Hugo

Parece que la táctica del presentador surtió efecto y Sofía se vino arriba: "No voy a derramar ni una lágrima más. De nada porque estés aquí, majo. Porque tú eres mi exnovio y por eso estás aquí". Unas palabras que no han sentado nada bien a Hugo pero que ha intentado enterrar el hacha de guerra: "Yo espero que en algún momento podamos ser amigos. Anda, dame dos besos". Una petición que Sofía ha rechazado dándole la espalda.