¿Cuánto pueden cambiar las cosas en la relación de Sofía Suescun y Alejandro Albalá en cuestión de unas horas? Pues a lo que a una pareja normal, como mucho, les da para saber a qué se dican los hermanos del otro, o una anécdota humillante de la época escolar, ellos son capaces de pelearse, reconciliarse, volver a discutir y acabar diciendo: “estamos bien, pero nos queremos tomar la relación calma”. PUES MENOS MAL.

Artículo relacionado

Si el jueves Sofía decía en sus redes que aún quería Alberto, para, a las horas, arrepentirse y decir que solo eran “gilipolleces que digo cuando me aburro”, ahora la reconciliación es real. Primero les vimos en una cita en el ‘nidito del amor’ de ‘MYHYV’, donde se dejaron llevar por la pasión que aún les une. Tras este encuentro, Sofía confirmaba que “estaban bien y ya está”. “De aquí a unas semanas ya te diré si somos novios estables”. Pues cambiad lo de ‘semanas’ por ‘horas’ y ahí tenéis lo que ha ocurrido, porque solo un rato después les teníamos metidos en remojo, en una piscina y a Alejandro diciendo de Sofía: “MÍA”. A lo Risto y Laura Escanes.

Sofía en ‘MYHYV’ decía que se van acercando a lo bien que estaban antes de que se marchara esta a ‘Supervivientes’ y el reality supusiera un auténtico maremoto emocional en sus vidas, que acabó con Alejandro viajando a Honduras, dolido por la actitud de Sofía con Logan y dispuesto a cortar. Y, tras eso, vuelta con Albalá, para dejarlo en el programa de Emma García y volverse a reencontrar en él.

Como dice Sofía, habrá que darles unas cuantas semanas, pues con ellos nunca se sabe…