Nunca deja de sorprendernos. Que Maite Galdeano iba a dar que hablar durante su paso por 'La Casa Fuerte' era algo más que esperado pero jamás pensaríamos que iba a caer rendida a los encantos de uno de sus compañeros. Convertido en el gran conquistador de la edición después de que Leticia Sabater reconociera abiertamente que se sentía atraída por el valenciano, Labrador se está dejando querer por la 'elegida de Dios'.

Lo que empezaba con un divertido juego ha acabado con apasionados besos y declaraciones de amor inesperadas: "No quiero que sea un rollete de calorí. Yo me tomo las cosas y el amor en serio. Voy a dejarme llevar y que fluya... Estoy muy tímida, hace 5 años que no pasa nada", reconocía a cámara con una leve sonrisa y es que parece que la diferencia de 17 años no es ningún problema para ella. Lejos de poner distancia entre ellos, el extronista dejaba la puerta abierta: "No tengo ningún problema en dejarme querer, si me dan amor bienvenido sea".

Artículo relacionado

Mientras Christian se reía de la escena y animaba a su compañero y futuro padrastro a hacer feliz a su madre, su hermana Sofía no tardaba en reaccionar a través de las redes sociales. "Pero mamaaaaaaaa", ha escrito sobre una instantánea del beso de los protagonistas. Y es que, como todos, la novia de Kiko Jiménez no da crédito a que su madre esté abierta al amor de nuevo.

Sofía Suescun storie

Aunque sorprendida, parece que Sofía estaría dispuesta a aceptar al ex participante de 'Gandía Shore' en el ático que comparte con su madre a las afueras de Madrid. Y es que la joven siempre ha declarado que le encantaría ver a su madre de nuevo enamorada después de las malas experiencias que ha tenido con los hombres a lo largo de su vida, una situación que, además, le ayudaría a vivir su romance con Kiko Jiménez con más calma sin la presencia constante de la Galdeano.