Cristina Porta está al límite. La concursante de ‘Secret Story’ está viviendo sus días más difíciles en la casa. La periodista deportiva estaba viviendo un cuento de hadas que culminó con su romance con Luca Onestini. Pero después de tanto hacerse de rogar, el noviazgo está a punto de terminar. El italiano se mostró muy decepcionado con los movimientos de su chica en las últimas nominaciones, y desde ese momento todo ha saltado por los aires en numerosas ocasiones. Luca y Cristina no consiguen relajarse y llegar a un entendimiento, y esta noche van a tener que enfrentarse en la sala de la verdad. O al menos eso es lo que pretende el programa, porque ella está dispuesta a saltarse las normas.

Artículo recomendado

'Secret Story': Cristina Porta, muy afectada, renuncia a su sueño de ser madre tras discutir con Luca Onestini

'Secret Story': Cristina Porta, muy afectada, renuncia a su sueño de ser madre tras discutir con Luca Onestini

Nada más comenzar la gala de esta noche, Carlos Sobera ha informado a los espectadores de que Cristina Porta ha amenazado con no cumplir las normas de ‘Secret Story’. La periodista deportiva sospecha que desde el programa van a proponerles a Luca y a ella verse las caras en la sala de la verdad. Algo que a ella no le hace ninguna gracia porque ha asegurado que estaría dispuesta a no acudir a ese cara a cara que puede empeorar más si cabe las cosas, y más cuando lean los mensajes que han mandado sus respectivos hermanos.

Cristina Porta y Luca Onestini

Cristina Porta y Luca Onestini están distanciados en 'Secret Story'.

Telecinco

Esta noche Cristina Porta y Luca Onestini van a tener la oportunidad de leer un mensaje de sus hermanos, y el de Gianmarco promete ser demoledor. El italiano ha comentado estos días en sus redes sociales la decepción que ha sentido con la novia de su hermano porque piensa que nada más que tiene en mente su concurso y que no tiene en cuenta a Luca como debería. Además tendrán la oportunidad de ver de nuevo sus discusiones y de ser testigos de lo que han dicho el uno del otro a sus espaldas. Finalmente Cristina ha accedido y ha acudido a este 'enfrentamiento', pero no es de extrañar que Cristina estuviera temerosa por lo que pudiera suceder.