Estar a kilómetros de casa y de la familia nos hace reflexionar. Y Sandra Barneda, que se encuentra en República Dominicana grabando la cuarta edición de 'La isla de las tentaciones', no iba a ser menos. En las pausas de las grabaciones y cuando termina la jornada laboral, no hay mucho qué hacer en aquel paradisíaco lugar, más allá de tomar el sol o disfrutar de las hermosas aguas que rodean la isla de La Española, que, cuidado, tampoco está tan mal porque es lo que muchos buscan a la hora de elegir un destino de vacaciones.

Artículo recomendado

'La isla de las tentaciones'. Sandra Barneda ya está en el paraíso y echando de menos a Nagore Robles

'La isla de las tentaciones'. Sandra Barneda ya está en el paraíso y echando de menos a Nagore Robles

La cálida arena, el ruido del mar, los imponentes atardeceres... desde luego es un marco incomparable para dejarse llevar por los propios pensamientos y ensoñaciones mientras se disfruta de la calma caribeña. No ha de extrañarnos, pues, la profunda reflexión de Sandra Barneda.

“Nadie puede apagar nuestra sonrisa. Es nuestro mudra; la llave que nos abre a lo más puro que hay dentro de nosotr@s y a veces olvidamos. Sonreírle, devolverle a la vida cuando te Sonríe. Llegarán días de lluvia, de tormentas... pero el sol terminará por salir, como esa sonrisa que aunque a veces cueste, te conecta con tu fuente interior", escribe Sandra en su cuenta de Instagram. El mudra, según la filosofía budista, es un gesto que se hace con las manos y los dedos y que significa, principalmente, generosidad, aunque también es un signo de ofrenda, bienvenida o caridad.

Seguramente, a Sandra se le pueden hacer muy largas esas horas en las que no está trabajando. En la ocasión anterior, cuando la presentadora grabó la segunda y tercera edición, recibió la visita de Nagore Robles, su pareja, que este año no ha podido acompañarla por motivos de trabajo. Nagore presenta 'Sobreviviré', el debate de 'Supervivientes' que se emite en MiTelePlus.