Mila Ximénez se encuentra afrontando con fuerza y valentía la batalla más dura. La tertuliana, que ha protagonizado su esperadísima vuelta a 'Sálvame' este martes después de aparecer en 'Sábado Deluxe', se encuentra luchando contra el cáncer desde que en junio le fuera diagnosticado. "Tengo un tumor en el pulmón con metástasis, ahí me cagué. Está en los pulmones, en el hígado y más partes", confesaba en directo semanas después de su impactante anuncio. Hoy se ha reencontrado con Jorge Javier Vázquez y el resto de sus compañeros de programa, excepto con Paz Padilla, quien poco a poco va recobrando las rutinas tras perder a su marido, Antonio Juan Vidal, hace casi dos meses también de cáncer.

Artículo relacionado

Casi era una pregunta obligada y Jorge Javier le ha expuesto una cuestión que rondaba en las cabezas de muchos. ¿Cómo le ha afectado la terrible pérdida que ha sufrido su compañera a su lucha contra el cáncer? Mila ha estado muy preocupada y pendiente de Paz al perder a su gran amor. La ha reconfortado con mensajes y palabras de cariño, tanto en privado como desde sus redes sociales. Pero hasta que su amigo no le ha preguntado sobre el empresario y su lucha contra el cáncer, nadie podía saber si a Ximénez le había desestabilizado de alguna manera.

Hoy, Mila ha confesado que mantuvo una significativa conversación con Paz al respecto, y que las conclusiones que ha extraído la han ayudado a mantener el ánimo y las ganas de luchar, a pesar de los altibajos que también ha sufrido y de los que no ha tenido ningún problema en reconocer. "Yo hablé precisamente de esto con Paz. Mi vida podría haber cambiado en fracciones de segundo, y ahora lo pienso. Cuando voy a la clínica y me reúno con mi oncóloga en el despacho, hay una diferencia entre lo que le dicen a Antonio y lo que me dicen a mí, porque a mí podrían haberme dicho lo mismo: tienes un cáncer, no tiene tratamiento y te quedan seis meses o un año. Ahí no han nada que hacer. O tienes un cáncer, vamos a ir a por él y tiene tratamiento", contaba en un momento de serenidad, después de las lágrimas derramadas en directo.

Artículo relacionado

A lo que se refería la tertuliana es al matiz, un aspecto muy importante en pruebas de la vida como puede ser un cáncer. "En 'no tiene' y 'tiene' es solo una palabra la que te cambia la vida. Y esa es la diferencia entre lo de Antonio y lo mío", subrayaba. "Claro que me da qué pensar cuando se produce una muerte cerca", le confesaba a Jorge Javier. Incluso ha dejado de ver series donde se trata el tema y ha intentado dejar de usar la palabra 'cáncer', "porque es como que la estoy llamando". Sin embargo, con resignación y aceptando sus circunstancias, ha acabado diciendo: "Bueno, es lo que tengo".

Después de las buenas noticias que ha recibido de su oncóloga, tras las últimas pruebas a las que se ha sometido, Mila Ximénez ve que su futuro es esperanzador y ya no le da miedo expresar el mayor deseo que tiene ahora a propósito de su enfermedad: "Me gustaría llegar un día a plató y decir he tenido un cáncer, pero en mi caso va a ser complicado".

Mila Ximénez