Ha pasado algo más de mes y medio desde que Paz Padilla se despidiera para siempre del amor de su vida. Antonio Juan Vidal fallecía el pasado 20 de julio rodeado de todos sus seres queridos y desde entonces la presentadora se refugió en su casa de Zahara de los Atunes (Cádiz) donde la hemos visto disfrutar día tras día de los impresionantes atardeceres frente al mar.

Artículo relacionado

La vida sigue y con la llegada de septiembre, la humorista dejaba atrás su retiro estival y regresaba a Madrid cargada, seguro, de sentimientos encontrados. Con su hija de vacaciones en Ibiza, Paz se ha encontrado en casa con alguien que le ha devuelto la sonrisa, su sobrina Valentina ha llegado a casa para revolucionarlo todo y a ella le encanta: "Me da la vida", escribía este fin de semana en Instagram junto a un vídeo en el que se la escuchaba reír.

Poco a poco, la presentadora va recuperando la rutina y su vuelta a Madrid le ha supuesto el reencuentro con su huerto, el espacio que más le enorgullece de su casa, y que le tenía preparado alguna que otra sorpresa. "Con el amor que tú le pongas a todo así será los frutos", ha escrito Padilla en redes sociales junto a las imágenes de las apetecibles verduras que ha cosechado durante los últimos meses.

Paz Padilla

El mensaje también puede ser llevado a la vida real y es que Paz siempre ha puesto mucha pasión y cariño en todo lo que hace ya sea en su vida personal o profesional y eso le ha llevado a sentir el cariño de propios y ajenos en estos momentos tan duros para ella. Su estancia en la capital indica que, quizás, su vuelta al trabajo pueda ser mucho antes de lo que esperamos. ¡Estamos deseando verte Paz!