Tras tener que ausentarse de ‘Sálvame’ debido al cáncer de pulmón que le diagnosticaron, Mila Ximénez se reincorporaba este martes al programa, donde se reencontraba con sus compañeros y con Jorge Javier Vázquez, que también regresaba al plató tras sus vacaciones. "Volver al trabajo, volver con amigos... Todo esto hace el camino más ligero. Ahora hay que llegar a la meta", escribió la tertuliana televisiva en su perfil de Instagram tras volver el pasado fin de semana a su puesto en 'Sábado Deluxe'.

Artículo relacionado

En su regreso Mila ha tenido una charla íntima con Jorge Javier Vázquez, en la que ha hablado sobre cómo está llevando la enfermedad. “Ha sido un verano raro. He estado con los niños 21 días. Les veía y me daban unas ganas de llorar y una rabia que me subía a la habitación y me comía la almohada. No he estado relajada”, ha dicho, describiendo su verano más difícil. Además del apoyo de sus amigos, Mila ha contado con el de su familia. La periodista se ha apoyado especialmente en su hija Alba, que está haciendo un gran esfuerzo para mantenerse fuerte frente a su madre.La hija de Mila está centrada en apoyarla, darle fuerza y animarla.

“He estado dos semanas muy mal, porque entré en una depresión muy gorda”, ha contado Mila Ximénez en su programa, donde se ha mostrado contenta de contar con el apoyo de su hija. “Alba si tiene miedo no me lo transmite”, ha dicho destacando la actitud de su hija, que se muestra “feliz y orgullosa” por cómo su madre está tratando de llevar la enfermedad. Aunque confiesa que tiene miedo, Mila se ha mostrado optimista: “Mi miedo es que esto vaya a más, pero gracias a Dios creo que lo he cogido a tiempo”.

Durante su charla con Jorge Javier Vázquez en ‘Sálvame’, Mila ha contado que este martes ha tenido una prueba importante y que le han dado buenas noticias sobre el tumor del pulmón. “Está un poquito más pequeñito. Tenía una parte del bronquio pillado y se ha soltado”, ha explicado. “Voy a vivir el resto de mi vida con él y lo único que hay que hacer es dormirlo y mantenerlo ahí”, ha añadido la periodista.

Aunque trata de llevar la enfermedad de la mejor forma, Mila reconoce que en ocasiones tiene momentos muy complicados. “A veces tengo ataques de ansiedad, que no puedo respirar, y me tengo que tranquilizar. Cuando volvimos del barco tuve que ir al médico porque tuve mal de tierra, y pensaba que era del cáncer que se me había extendido”, ha contado la tertuliana televisiva a Jorge Javier.

Mila Ximénez ha compartido la importante reflexión que ha hecho a raíz de la enfermedad. “A mí esto me ha enseñado mucho. Cuando tienes una cosa de esta te das cuenta que haces un mundo de una chorrada”, ha expresado.