La relación de Kiko Hernández y Lydia Lozano se remonta a casi dos décadas atrás. Ambos compartieron un estrecho vínculo pero con el paso de los años su relación ha sufrido varios altibajos -más bajos que altos en realidad- aunque Kiko siempre, al final, ha dado la cara por la periodista cuando ha creído que más le necesitaba. Este miércoles, en Sálvame, ha vuelto a hacerlo y en una defensa sin precedentes y dando un golpe en la mesa.

Artículo relacionado

Lydia Lozano se está enfrentando a días muy duros en el programa en el que trabaja después de la noticia que dio sobre una supuesta conversación entre Rocío Flores y su madre Rocío Carrasco que nunca llegó a producirse. Tras muchos días de tiranteces, la periodista acabó rompiéndose asegurando que su fuente le había engañado. Pero tras esto su profesionalidad, una vez más, se ha puesto en entredicho. Lydia intentó zanjar sin éxito el tema en Sábado Deluxe sometiéndose al polígrafo de Conchita, donde llegó a confesar que estaba muy preocupada por cómo este tema está afectando a su anciana madre, pero eso no ha impedido que se siga hablando de ella tarde tras tarde.

Finalmente hoy, Kiko Hernández, el que en su día fuera uno de sus grandes amigos pero que actualmente, por así decirlo, no se llevan, ha sacado la cara por ella. "Nos ha dado más contenido siendo mentira que siendo verdad", ha dicho Kiko dejando muy claro el potencial de la presencia de Lydia en el programa: "Nos hemos ido a más de un 22% de audiencia, es una barbaridad y todo eso lo ha logrado Lydia Lozano", y ha añadido: "Lydia apuesta por su información y para mí eso lo hace un grande. Todo el mundo comete errores ¿Ella más? Sí. Para mí eso es espectáculo, es show y a mí me engancha".

Artículo relacionado

Unas palabras que se suman a las que Jorge Javier Vázquez ha lanzando a su compañera a través de su blog en Lecturas para apoyarla en su semana más 'horribilis': "Lydia no es mala compañera, ni mala persona, ni enrevesada ni resentida. Quizás algunas veces sea torpe o peque de ingenua, pero es la trabajadora que toda cadena de entretenimiento mataría por tener", ha escrito el presentador.