Subasta ‘deluxe’

‘Sálvame’ ayuda a Lydia Lozano a ganar algo de dinero: "No pasa por su mejor momento"

Belén Ro ha destapado la circunstancia económica que pasa su compañera y la necesidad de vender su robot de cocina…

Lydia Lozano
1 / 8

1 / 8

Lydia Lozano Sálvame. Lydia Lozano

2 / 8

Lydia Lozano Sálvame. Un robot de cocina

3 / 8

Lydia Lozano Sálvame. No pasa por su mejor momento

4 / 8

Paz Padilla. ¿Necesitas pasta?

5 / 8

Lydia Lozano Sálvame. ¡No quiero venderla!

6 / 8

Kiko Hernández. Criticada

7 / 8

Lydia Lozano Sálvame. Subasta 'deluxe'

Más Sobre...

Sálvame Telecinco Televisión

8 de octubre de 2018, 18:17 | Actualizado a

Lydia Lozano no sabía ni dónde meterse. En pleno programa, Belén Ro destapaba un conversación privada que la colaboradora había mantenido con sus compañeros. Lydia quiere deshacerse de algunos de sus electrodomésticos que no utiliza. En concreto, se trata de una thermomix que la colaboradora tiene guardada en cada. “No está pasando por su mejor momento”, explicaba Belén en relación a la situación económica de Lydia. ¿De verdad necesita un empujón para salir a flote?

Relacionado con esta noticia

No ha sido una tarde fácil para Lydia Lozano. La colaboradora, sin comerlo ni beberlo, se convertía en el centro de atención de Sálvame. Y todo por una thermomix. Belén Ro era la encargada de hacer pública la necesidad de su compañera. Lydia quiere venderle el robot de cocina y no encuentra comprador. ¿Por qué? “Lo hacemos público”, explicaba Belén. “Porque no está pasando por su mejor momento”. ¿Lydia necesita dinero?

No entiendo que estés todo el día trabajando en la tele y ahora vengas a vender un robot de cocina”, respondía Kiko Hernández. Lydia trataba de mantener la compostura pero no lo conseguía. “¡No quiero venderla!”, exclamaba. “¡Ni vendo la thermomix, ni estoy arruinada!”. La colaboradora se defendía sin demasiado éxito. “¿Estás necesitada de pasta?”, le preguntaba Paz Padilla. Lydia intentaba pasar el trago sin pronunciarse demasiado.

Finalmente, ante al apuro que estaba pasando, Paz encontraba una buena idea. Animaba a todos a llevar sus objetos que no quisiera e intercambiárselos. ¿Acabará así la pesadilla del robot de cocina? Pobre Lydia…

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?