Rocío Flores se ha convertido en uno de los personajes más perseguidos de los últimos meses después de las brutales confesiones que Rocío Carrasco está destapando en Rocío: contar la verdad para seguir viva. La joven se ha enfrentado a un revuelo mediático sin precedentes y la situación le ha sobrepasado por completo. Tanto, que incluso ha confesado que ha dejado de ver el documental: "Llevo dos, tres semanas que no lo veo", reconocía ante los medios. Rocío se encuentra en un momento personal muy crítico y ha decidido desconectar al máximo durante un fin de semana. ¡Y sabemos cuál es el destino que ha escogido!

Rocío Flores ha dejado de lado los problemas familiares y ha viajado hasta Calahonda, Mijas, uno de los lugares que más paz le transmite en la actualidad. "Lugares mágicos", ha escrito para todos sus seguidores de Instagram junto a un vídeo del pueblo de la Costa del Sol.

rocío flores viaje finde

Rocío Flores desconecta de los problemas en Mijas.

Instagram @rotrece

Playa, sol y amigos... La combinación perfecta para desquitarse de cualquier tipo de drama. Rocío Flores ha aprendido, con el paso del tiempo, a evitar situaciones comprometidas y este viaje exprés le va a servir para coger fuerzas y recargar pilas para continuar enfrentándose a los próximos episodios de la docuserie.

Artículo relacionado

La nieta de Rocío Jurado ha sido señalada en múltiples ocasiones pero ella ha decidido mantenerse firme en su postura y seguir del lado de su padre y de las personas a las que considera parte de su familia. Incluso, ha defendido el papel de madre de Olga Moreno tirando por tierra la versión de Rocío Carrasco: "La única palabra que tengo para Olga Moreno es agradecimiento. Me ha dado cariño , me ha dado amor. Me ha educado, nos ha tratado como a sus hijos", ha confesado en 'El programa de AR' cargando, de nuevo, contra su progenitora después de que la mujer de Fidel Albiac haya cerrado las puertas a una reconciliación.