Se abrazaba a ella conteniendo las lágrimas. Rocío Flores decía adiós a Olga Moreno poco antes de que esta tuviese ya que ser incomunicada de cara a su participación en 'Supervivientes'. La hija de Rocío Carrasco necesita, ahora más que nunca, el cariño de su 'madre', tal y como ella misma la ha definido. Olga se marcha en plena polémica, con Antonio David apartado de la televisión y muchos capítulos del documental todavía por emitir. ¿Y Rocío Flores? La joven se refugia en casa de su tía Gloria Camila e intenta relajarse todo lo que puede...

Artículo relacionado

La vida se complica para Rocío Flores. La hija de Antonio David y Rocío Carrasco guarda silencio tras el comienzo de la emisión del documental que protagoniza su madre. El brutal testimonio de la hija de Rocío Jurado ha removido los cimientos familiares. Pese a todo, la joven se mantiene firme en su convicción de no pronunciarse y aguanta estoica la presencia de cámaras cada vez que sale a la calle. Un reto nada fácil que ahora se encuentra con otro obstáculo: la ausencia de Olga.

Rocío se ha instalado de momento en casa de Gloria Camila. Y allí trata de no pensar y buscar momentos de intimidad para estar con ella misma y reflexionar. Como si no pasara nada, Rocío compartía una imagen en su perfil de instagram donde podía verse que iba a tomar un baño de burbujas. “Mi momento”, escribe la hija de Rocío Carrasco. Un instante de detenerlo todo que va a encontrar muy necesario. Hay mucho que procesar de las palabras de su madre.

Rocío Flores

Rocío Flores se relaja con un baño con espuma

Instagram @rotrece

Un futuro incierto

El hogar de Antonio David ha sufrido un revés inesperado. El brutal testimonio de Rocío Carrasco ha dejado al colaborador sin trabajo y con un futuro de lo más complicado. ¿Responderá a su ex en los tribunales? A esto se une la ausencia de Rocío Flores, que se independizó poco antes de estallar el escándalo, y ahora de su mujer, que pasará los próximos meses en 'Supervivientes'.