El episodio número seis de Rocío: contar la verdad para seguir viva está siendo igual, o más, brutal que las entregas anteriores. Rocío Carrasco ha continuado dando numerosos detalles de la reconciliación con su padre Pedro Carrasco gracias a Fidel Albiac, de la verdadera relación de su actual marido con sus hijos y, por si fuera poco, ha destrozado la imagen de Antonio David Flores como padre. La hija de Rocío Jurado ha tachado a su exmarido de "diabólico" y ha cargado contra él después de infundir terror en su hija mayor, Rocío Flores. Ahora, ha vuelto a la carga con fuerzas, y le ha dedicado unas durísimas palabras que no han pasado desapercibidas.

Artículo relacionado

"Él siempre ha querido pedirlos e ir de padre doliente, de que no se le daba a los niños, ni se le dejaba ver a los niños... Pero es incierto, nunca los ha querido tener", ha comenzado diciendo Rocío Carrasco sobre Antonio David Flores.

"No sabe lo que es pasar una varicela, no sabe lo que es tener fiebre, no sabe lo de los cólicos de lactante. Eso en esa época no lo sabía porque no lo ha vivido por mucha tata que tuvieran los niños. La que estaba con la tata y los niños era yo, no otra persona, y cualquier mujer que sale de su casa a trabajar entenderá perfectamente lo que estoy diciendo", ha seguido Rocío Carrasco destruyendo la faceta familiar que ha labrado Antonio David Flores durante años.

Por si fuera poco, la hija de Pedro Carrasco ha revelado que Antonio David no pagaba ningún tipo de pensión por sus hijos: "Tuve que iniciar un procedimiento y poner en conocimiento del juzgado que no pasaba pensión para que le embargaran el sueldo que ganaba en televisión y lo tenía que ver como padre doliente y dándose mucho golpe de pecho y no", ha continuado tirando del hilo y sin miramientos.

Artículo relacionado

"Se le embargaron alrededor de 26.000 euros porque no había pasado la pensión nunca jamás en la vida, solo cuatro meses y con muchísima posterioridad. Y se agarró a que no iba a pasar la pensión a una cuenta en la que estuviera el novio de su madre. ¡Era mi cuenta!", ha rematado.