Rocío Flores se trasladaba a Madrid hace una semana poniendo distancia de por medio con su padre, Antonio David Flores, en uno de los momentos más delicados de su vida. Rocío Carrasco ha definido al padre de sus hijos como un auténtico "demonio" pero parece que ni el desgarrador testimonio de la hija de Rocío Jurado va a romper el fuerte vínculo que existe entre padre e hija.

A solo unas horas de unos de los episodios más terroríficos de la docuserie Rocío: contar la verdad para seguir viva, Rocío Flores ha dejado más que claro que apoya de manera incondicional a su padre.

Artículo relacionado

Muchas veces los gestos hablan más que las palabras y este reencuentro público después de una semana sin verse ha sido un claro ejemplo de ello. Rocío Flores era la encargada de recoger a su padre en la estación de AVE de Málaga después de que este viajara a la capital de manera fugaz para reunirse con su abogado. Antonio David Flores no dudaba en abrazar y besar a su hija ante la atenta mirada de la prensa que captaba una de las escenas más esperadas del momento. Además, el colaborador de televisión no dudó en retirarse la mascarilla para mostrar una enorme sonrisa, prueba de que la relación con su primogénita sigue intacta a pesar del desgarrador testimonio de Rocío Carrasco. ¡El reencuentro completo a golpe de clic!

¿Cómo está realmente Rocío Flores? Era el propio Antonio David quien confirmaba que su hija no lo está pasando bien: "No se encuentra lo bien que debería encontrarse. Es obvio... pero ella está fuerte y estamos fuertes todos, que es lo importante en estos casos", afirmaba con orgullo.

Por el momento, la joven mantiene silencio y se limita a escuchar todo lo que su madre está dispuesta a contar aunque tal y como ha podido saber Lecturas en exclusiva, estaría sopesando responder a su madre a través de la televisión.