Roberto Leal ha participado en 'Fuera del mapa', el programa que presenta Alberto Chicote en La Sexta, y ha hablado de sus comienzos en el mundo de la televisión, de su familia y también de su relación con la fama. El andaluz está en el mejor momento de su carrera, al frente de uno de los programas más exitosos y en un momento personal inmejorable. Junto a Sara Rubio, su mujer, su dos hijos, Lola y Leo, y su perrita Pepa ha formado la familia de sus sueños y en el trabajo no le puede ir mejor. ¿Cómo está manejando Roberto Leal todas estas emociones? El presentador asegura que intenta "relativizarlo todo".

Artículo recomendado

El negocio que une a Roberto Leal y a su mujer, Sara Rubio, fuera de 'Pasapalabra'

El negocio que une a Roberto Leal y a su mujer, Sara Rubio, fuera de 'Pasapalabra'

"He intentado que la fama no se me suba a la cabeza", ha asegurado Roberto Leal cuando Alberto Chicote le ha preguntado cómo se siente al ver las audiencias de Pasapalabra día a día. "Siempre he tratado de huir de eso. El hecho de que el programa lo haga está bien, tú estás dentro y te sientes partícipe y tienes que disfrutarlo y estar orgulloso de lo que estás haciendo, pero siempre hay que pensar que no será para siempre", ha explicado el andaluz.

Roberto Leal

Roberto Leal en 'Fuera del mapa' en La Sexta.

La Sexta

Lo mismo le ocurre con las críticas en las redes sociales. Roberto Leal ha asegurado en 'Fuera del mapa' que procura no prestarles atención y tener en cuenta solo las de la gente que le importa: "Gente que te quiere, lo hace por lo que tú eras". El presentador se sigue sorprendiendo cuando le fotografían por la calle, pero ha contado entre risas que su madre lo lleva divinamente: "Ella saca pecho y me dice 'hombre, a saber cuando vuelvo a salir en una revista".

Roberto Leal

Roberto Leal se sincera con Alberto Chicote.

La Sexta

Roberto Leal es el presentador de moda y está saboreando las mieles de un éxito que ha construido durante muchos años. "Soy irascible, no me gusta la mentira y los abusos de poder... Pero nunca me he ido mal de un trabajo, no me gusta pegar portazos y hay que dejar la puerta entreabierta por lo que pueda pasar", ha asegurado. En Alcalá de Guadaira (Sevilla), su pueblo natal, es donde regresa para sentar base sobre sus raíces: "Con mis amigos del pueblo no hablo de tele. Vamos a desayunar tostada gorda y café en vaso hirviendo. En tu pueblo, tus raíces, tu madre y los pies en la tierra no necesitas nada más".