Un nuevo episodio vuelve a poner contra las cuerdas a la presentadora Raquel Sánchez Silva. Tras la tercera autopsia del cuerpo del que fue su marido, Mario Biondo, sale al mercado el libro que pretende desmontar la faceta pública de la periodista. Escrito por Paolo Gentili junto a Santina Biondo, la propia madre del cámara, ofrece una visión de Sánchez Silva tras la muerte de su marido que dejaría helado a cualquiera...

Artículo relacionado

Tras el fallecimiento de Mario Biondo, cámara de televisión y, por aquel entonces, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, la familia no ha cesado en su empeño de demostrar que las circunstancias del fallecimiento nunca estuvieron claras. Pese a los varios pronunciamientos judiciales, tanto en España como en Italia, los Biondo continúan su propia batalla para esclarecer el caso, dejando claro que no van a parar por mucho tiempo que pase.

El último movimiento ha consistido en la publicación de un libro acerca del cámara y que deja en el peor de los lugares a la que fue su mujer. Escrito con la ayuda de Santina, la madre de Biondo, ofrece un retrato de Sánchez Silva absolutamente demoledor. No solo la pinta como una mujer fría, sino, sobre todo, más preocupada por su imagen pública que por el fallecimiento de su marido. Tal y como recoge el portal Jaleos, la figura de la presentadora queda muy tocada

Acusaciones demoledoras

Gentili, autor del libro, llega a asegurar que Sánchez Silva estaba obsesionada con el reportaje fotográfico que iba a hacerse durante el funeral celebrado en Palermo. Según su versión, la presentadora tan solo baja del coche cuando su agente le da el visto bueno y espera a que lleguen los paparazzis y periodistas españoles con los que, asegura, habría pactado. De hecho, incluso afirma que pide estar sola unos momentos para que puedan captar mejores fotografías.