Ayer vimos a un devastadísimo Manuel Cortes en el entierro de su padre, Chiquetete; en contraposición, su madre, Raquel Bollo, en ‘Sálvame’, afirmaba no sentir nada. Tan solo lo lamentaba por el dolor que estaban padeciendo sus hijos y a estos, a Mauel y a Alma, ha querido dirigirse en unas conmovedoras palabras.

Artículo recomendado

Raquel Bollo, primeras declaraciones tras el funeral de Chiquetete

Raquel Bollo

Raquel afirmó que, cuando cerró el capítulo de Chiquetete, lo cerró del todo. Él fue condenado por malos tratos y por no pasar una pensión a sus hijos, así que a ella le tocó sacarlos adelante. Sabe lo que es sufrir, pero, también lo que es aprender de cada caída. Así se lo cuenta hoy a ellos, “la vida no es fácil, pero, como os digo siempre, uno cae y hay que volver a levantarse. Ahí está el secreto. Os quedan tantas cosas bonitas por vivir…”, les dedica. Además, les recuerda que siempre la tendrán a su lado, “intentaré parar o aminorar vuestro mal”, les promete. “Os amo y me siento muy orgullosa”, termina diciéndoles.

Este orgullo del que habla se hizo palpable ayer cuando escuchó a Manuel dirigirse a la cámara de ‘Sálvame’, siendo honesto, recordando a su padre, lamentándose por no haber podido haber arreglado con él su relación pero, también, otorgándole a su madre su sitio. Pidió que dejaran de dedicarle comentarios hirientes acerca de haber compartido su sufrimiento en televisión y le recordó que sin ella no sería quien es hoy día.