El ingreso de Mery Perelló en un hospital de Mallorca en su séptimo mes de embarazo hizo saltar todas las alarmas. Afortunadamente, se ha descartado cualquier tipo de gravedad y el bebé que espera está fuera de peligro. Tal y como ha trascendido, la joven permanecerá ingresada al menos hasta la semana 34 por precaución, lo que ha llevado a Rafa Nadal a seguir con sus compromisos profesionales en Estados Unidos.

Artículo recomendado

Mery Perelló, esposa de Rafa Nadal, ingresada en la recta final de su embarazo

Mery Perelló, esposa de Rafa Nadal, ingresada en la recta final de su embarazo

El tenista, de 36 años, reaparecía este martes desde Nueva York. Con gesto serio, Rafa Nadal no quiso hacer declaraciones a la prensa aunque sí atendió amablemente a los fans americanos firmando autógrafos y haciéndose fotografías con ellos. En contacto diario con su mujer, el manacorí estaría enfadado por la filtración de la noticia pero a su vez prefiere centrarse en el que es el último Grand Slam de la temporada. Este martes pasó a la segunda ronda de US Open tras vencer a Rinky Hijikata.

Rafa Nadal

Rafa Nadal reaparece en Nueva York

GTRES

El hermetismo entorno al estado de salud de Mery Perelló es máximo. Tanto, que la familia ha sorteado las cámaras entrando a través del parking privado. La estancia de Rafa en Estados Unidos no hace más que confirmar que tanto su mujer como su bebé están fuera de peligro aunque no se descarta que pueda ser intervenida en los próximos días. La fecha de alta tendrá que esperar y es que tal y como apuntan las informaciones, tendrá que permanecer en el hospital al menos hasta la semana 34, lo que se traduce en un mes más.

Eso sí, en cuanto Mery reciba el alta va a tener que seguir a rajatabla una serie de recomendaciones de los médicos para evitar sustos innecesarios por lo que tendrá que permanecer en reposo absoluto, eso sí, desde casa.