A punto de ver la luz

Que tiemblen los Janeiro, su exrepresentante ha escrito un libro

Según Pepa Caballero, Jesulín y Belén Esteban aún siguen enamorados

Actualizado a

1 /9

1 / 9

2 / 9

3 / 9

4 / 9

5 / 9

6 / 9

7 / 9

8 / 9

9 / 9

Los muros de Ambiciones pueden venirse abajo con el libro que está preparando Pepa Caballero, que fue representante de varios miembros del clan Janeiro durante diez años, entre 2000 y 2010. Caballero ha decidido poner en negro sobre blanco sus recuerdos y, en tres de los capítulos del libro, los Janeiro y sus afluentes son los verdaderos protagonistas.

Así lo ha revelado Pepa Caballero a la periodista Cristina Fernández en una entrevista que publica La Razón. "Mi libro es una novela de mi vida y por tanto está basada en hechos que recuerdo. El que me quiera demandar, que lo haga, porque tengo documentación y sabré defenderme", ha declarado Pepa.

Relacionado con esta noticia

Pepa conoció en primer lugar a Jesulín y, posteriormente, al resto de la familia. Llegó a ser la mano derecha de todos ellos, sobre todo de Carmen Bazán y su hija, Carmen Janeiro. Pepa negociaba sus exclusivas, lo que le costó acabar involucrada en una sórdida trama de facturas falsas, el llamado caso Halcón. "Casi acabo en prisión porque me mandaron facturar a nombre de una empresa, Área Inmobiliaria de la Sierra, en la que luego nunca aparecieron sus nombres", recuerda. Así sucedió con el top less de Carmen Janeiro en Interviú, que no fue un robado, por cierto. "Carmen pactó esas fotos con Pepe 'El Marismeño'. No fue un robado. Ella lo cobró y guardo las pruebas. Y yo lo facturé sin saber a una sociedad vinculada a la operación Halcón", explica Pepa.

Una de las declaraciones más sorprendentes de Pepa Caballero tiene que ver con Belén Esteban. "Jesulín lloró mucho por Belén y, si lo niega, miente. Lloraba porque había cosas que no entendía. Ella es su gran amor. Y el de ella, también. Pero la familia Janeiro jamás la apoyó, se estaba llevando a la gallina de los huevos de oro y ella no supo jugar sus cartas", declara Pepa Caballero, que es de la opinión de que si Belén hubiera ido al hospital a ver a Jesulín en 2002, cuando este tuvo el accidente de tráfico que casi le costó la vida, todo hubiera sido distinto. Pero quien sí estuvo al lado de su cama mientras Jesulín se debatía entre la vida y la muerte fue María José Campanario. "Mira, Campanario estaba en el lugar adecuado en el momento preciso. Había otras quince mujeres esperando en la sala de espera de la clínica con la familia, algunas amigas con derecho a roce. A María José le dio todo igual. Y Jesús decidió que fuera ella la que se quedara. Pero Belén no estaba allí, acuérdate", revela Pepa a la periodista.

Una vez Jesulín salió del hospital, tras el fatídico accidente, las cosas cambiaron en Ambiciones. Hasta ese momento, la familia Janeiro campaba a sus anchas y hacía y deshacía a su antojo, pero Jesulín se cuadró. "Jesulín deja de ser un niño y pasa a ser Jesús. Pide explicaciones de los temas económicos, porque no le cuadran las cuentas. En ese momento, yo negociaba todas sus exclusivas, como su boda con María José", recuerda Pepa Caballero.

Más Sobre...

Jesulín de Ubrique María José Campanario Belén Esteban Familias Libros de famosos

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?