Ana María Aldón ha vuelto a hablar alto y claro en 'Viva la Vida' sobre sus últimas polémicas y le ha respondido a todos, incluida Rocío Flores. No obstante, la mujer de José Ortega Cano ha intentado ser bastante cauta a la hora de valorar la actitud de la hija de Rocío Carrasco hacia ella en esta última semana. Después de que Lecturas diera a conocer que tanto Gloria Camila como Rocío Flores han dado la espalda a Ana María, la diseñadora ha preferido no alimentar la guerra.

Artículo recomendado

Ana María Aldón no se calla y pone en duda a Gloria Camila por su polémico plantón

Ana María Aldón no se calla y pone en duda a Gloria Camila por su polémico plantón

"Yo he procurado ser muy delicada, no ofender a nadie, no molestar a nadie. Habla de la manera en que ella habla", ha dicho Ana María Aldón tras escuchar las palabras que Rocío Flores le ha dedicado esta semana desde su puesto de colaboradora en 'El programa de AR'. Emma García ha sido muy directa: "Tú has sido delicada, ¿y ella?".

Ana María Aldón y Emma García

Ana María Aldón y Emma García en 'Viva la Vida'.

Telecinco

Pero no se ha quedado ahí. Ana María Aldón ha explicado que Rocío Flores no le ha ofendido. "Ella esperaba una reacción de mí y yo esperaba otra. Puede ser que tenga razón porque sabemos dónde trabajamos. Yo solamente dije que me sorprende que hable de mi matrimonio porque yo también quería enterarme de si seguía con su novio o no. Yo con Rocío cuando va a casa le doy dos besos y le tengo mucho cariño", ha dicho la mujer de José Ortega Cano. Emma García ha sentenciado a la hija de Antonio David con una pulla demoledora: "Te veo más delicada a ti que a ella esquivando las movidas".

La relación de Ana María y Rocío Flores

Ana María Aldón ha dejado claro que su relación con Rocío Flores no es fluida pero que se saludan cuando se ven. La hija de Rocío Carrasco sí mantiene una buena relación con Ortega Cano, al que considera como un abuelo. "Supervivientes nos sirvió para conocernos. No habíamos convivido. Me sirvió para conocerla y la primera parte del concurso fue tela. Ella tenía una perspectiva y yo otra, pero medicada. Yo iba medicada con un tratamiento depresivo que 'Supervivientes' me sirvió para dejarlo, pero ya al final", ha contado Ana María a Emma García.