Aunque la reina Isabel II y Kate Middleton han mantenido una relación muy estrecha desde que la segunda se casara con el nieto de la primera, lo cierto es que a partir de ahora van a estar todavía más cerca, tal y como ha confirmado el experto en casa real británico Duncan Larcombe a la publicación OK!.

Según ha confirmado, el palacio de Buckingham le ha concedido una línea directa a la duquesa de Cambridge para que pueda hablar con la Reina y así pedirle consejo y darle las novedades de sus tres hijos, los príncipes George, Charlotte y Louis. “Kate tiene su propia línea directa para hablar con la Reina y la llama para ver cómo está y darle actualizaciones sobre los niños. Ella siempre se apoya en la Reina para pedirle consejo”, ha asegurado Larcombe.

Artículo relacionado

Isabel II y Kate Middleton tienen una relación muy fuerte. Es más, la duquesa de Cambridge llama a menudo a la Reina para comprobar cómo se encuentra durante el confinamiento. Es más, el experto real ha asegurado que fue la mujer del príncipe Guillermo quien enseñó a la monarca a usar las videollamadas para que pudiera mantenerse en contacto con el resto de la familia. “Kate logra un equilibro entre dirigirse a ella como jefa de la familia real en público, pero poder hablar con ella como bisabuela de sus hijos en privado”, ha afirmado.

Continúa con el teletrabajo

Todo mientras que Kate Middleton continúa con su agenda de trabajo desde la vivienda de la monarca en Sandringham, a tan solo tres kilómetros de la casa en la que está pasando el confinamiento, Anmer Hall. Desde allí, la duquesa de Cambridge ha mantenido una videollamada con dos supervivientes del Holocausto, Zigi Shipper y Manfred Goldberg.

Visiblemente afectada por sus historias, la mujer del príncipe Guillermo se ha mostrado muy contundente: “Todos tenemos un papel que desempeñar, todas las generaciones tienen un papel que desempeñar para asegurarnos de que las historias que hemos escuchado de Zigi y Manfred hoy sigan vigentes y garanticen que las lecciones que hemos aprendido no se repiten en la historia de las generaciones futuras”.