El pasado seis de junio, Albert Rivera y Malú daban la bienvenida a su primera hija en común en el hospital HM Puerta del Sur de Móstoles, una niña que recibía el nombre de Lucía y se convertía en la guinda perfecta a su mediática relación que saltaba a la luz hace apenas dos años. Durante estas primeras semanas como papás, ni el expolítico ni la cantante han abandonado la residencia que comparten en Madrid y han sido sus familiares y amigos, entre ellos la madre de la artista, quienes se han trasladado hasta la casa para conocer a la pequeña.

Lamentablemente, los padres de Rivera todavía no han tenido la oportunidad de viajar a la capital a consecuencia de la crisis sanitaria. Una presentación abuelos-nieta que aunque ya se ha hecho a través de videollamada, se llevará a cabo en carne y hueso en los próximos días.

Artículo relacionado

Hasta el momento las únicas declaraciones que tenemos de los protagonistas son las que dio la feliz mamá quien reconocía que estaban "muy contentos" aunque "cansados". Ahora, ha sido Albert Rivera quien en una conversación en exclusiva con 'Socialité' ha hablado de cómo han sido las primeras semanas con la pequeña Lucía en casa.

Albert Rivera y Malú

Visiblemente animado, el abogado, que tiene otra hija de una relación anterior, ha reconocido que han estado totalmente "desconectados" de la vida durante estos primeros días como papás y dedicándose al completo a los cuidados de la recién nacida: "Estamos muy felices y contentos. Dedicándonos a cuidarla", declaraba. Además, Rivera ha confirmado que la próxima semana retomará sus compromisos profesionales en el bufete de abogados en el que trabaja.

Para la vuelta de Malú todavía habrá que esperar un poco más y es que aunque dedicó buena parte del embarazo a preparar su nuevo disco, incluso con una bonita canción dedicada a la pequeña Lucía, quiere disfrutar al máximo de esta nueva etapa tan dulce en su vida.