El regreso de María Teresa Campos a Telecinco ha despertado numerosas reacciones. Tras protagonizar una tensa y complicada entrevista con Emma García, la actitud de la presentadora no llegaba por igual a todos los colaboradores de la cadena. Mientras muchos criticaban su actitud, otros entendían más a la veterana periodista. Terelu Campos desvelaba, además, un dato que haría que se comprendiese mejor muchas de las reacciones de su madre. Una actitud de las hijas de la presentadora para evitar males mayores aunque no siempre les sale bien.

Artículo relacionado

No hay entrevista de María Teresa Campos que no genere un auténtico revuelo. La presentadora regresaba este fin de semana a Telecinco mucho tiempo después de su explosivo encuentro con Jorge Javier y generaba, de nuevo, numerosas reacciones. Su cara a cara con Emma García volvía a situar a la veterana periodista en el punto de mira. El afán de Campos por cortar muchos de los temas de actualidad que le rodean no ha sido bien recibido por todos.

Terelu Campos, arropando a su madre, ofrecía un dato que explicaría muchos de los comportamientos de la presentadora. “Creo que nosotras intentando hacer un bien a veces no cumplimos ese objetivo”, reconocía englobando a su hermana Carmen. “Evitamos que ella vea cosas en la tele que sabemos que le van a hacer daño”. Esta precaución de las hijas de María Teresa ofrecería luz acerca de por qué la presentadora afirma no haber visto muchas de las cosas que se han dicho a lo largo de estas semanas.

“Muchas veces cuando llega a un plató a veces no ha visto lo que le vais a poner. En ese momento yo me pongo en su lugar y digo ostras lo que acabo de escuchar”, explicaba Terelu en ‘Viva la vida’. “Por un lado creo que en eso hacemos bien, pero luego sí que tenemos que informarle de determinadas cosas o personas con las que se va a encontrar cuando va un plató. Y nosotras en eso fallamos”.

María Teresa Campos
Telecinco

La hija de María Teresa Campos también se lamentaba que, debido a este lapso que hay entre lo que se dice de ella y lo que le cuentan a la presentadora, hay mucha gente que se aprovecha. “Le mandan mensajes, le escriben y tal. Y ella contesta educadamente. A buen entendedor pocas palabras basta”, zanjaba la colaboradora.

Un cara a cara complicado

Emma García reconocía que entrevistar a María Teresa Campos había sido un reto. La veterana presentadora no lo ponía fácil, como cada vez que acude a un plató, y llevaba a su compañera al límite. Su negativa a responder a muchas de las preguntas de García hacía que la conductora de ‘Viva la vida’ tuviese que sacar todas sus armas para redirigir la entrevista e intentar que María Teresa se mojase en los temas candentes del momento.