El Maestro Joao se convirtió en el último expulsado de GH VIP 7, pero lo que no se esperaba el adivino era el conflictivo triángulo amoroso que le aguardaba en el exterior.

Solo unas horas después de verse las caras en directo, Pol Badía y Alberto volvían a encontrarse cara a cara esta vez en el plató de 'Mujeres y hombres y viceversa'. Sin dormir, el catalán reconocía sentirse "muy dolido" con la situación que estaba viviendo a la vez que defendía su actuación en la gala de ayer: "Fui súper justo con él, podría haber sido mucho más duro", confesaba.

Artículo relacionado

Pol y Alberto

Cansado de que se "rían" de él, Pol le ha lanzado un mensaje muy claro a Joao: "No me arrepiento de nada en absoluto. Si él no piensa en mí yo tampoco voy a pensar en él", decía visiblemente dolido en referencia al duro alegato de "defensa" que hizo para el que era su pareja.

Parece que finalmente, Pol ha aceptado que Joao no está enamorado de él y piensa dejarle el camino libre con Alberto a pesar del dolor que eso le produce: "Hasta el día de hoy dije que quería intentarlo con Joao pero creo que uno siempre tiene que mirar por uno mismo".

El catalán ha dejado claro que tiene una conversación pendiente con el adivino para entender el por qué de este "juego a dos bandas" pero a la vez reconoce que está superado con la situación: "No me gusta que nadie se ría de mi y ante todo en esta vida hay que tener dignidad".

A su lado un Alberto totalmente en silencio que ha preferido no entrar en ningún enfrentamiento. Habrá que ver la reacción del Maestro Joao en los próximos días y ser testigos de si realmente iniciará un romance junto a Alberto le pese a quien le pese.