Alejandra Rubio "no tiene miedo" o, al menos, eso fue lo que dijo este domingo desde el plató de 'Viva la vida'. La colaboradora subrayó las palabras de su madre al reconocer que las cosas se han ido de las manos en el conflicto entre María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez, aunque criticó la actitud pasiva de Terelu y su tía Carmen al ser "demasiado correctas" bajo su punto de vista.

Artículo relacionado

Restando importancia a la polémica en la que está envuelta su familia, la joven se desmarcaba del litigio con un planazo en compañía de su novio, Álvaro Lobo, y un grupo de amigos. Alejandra se escapaba hasta el Parque de Atracciones de Madrid con motivo de la inminente celebración de Halloween. A juzgar por las imágenes que ha compartido en redes sociales, donde además ha estrenado nuevo look, se lo ha pasado en grande.

A diferencia de su madre, a quien se vio visiblemente afectada tras el altercado de María Teresa con Jorge Javier, Alejandra parece hacer oídos sordos y quizás su juventud le ayuda a hacer borrón y cuenta nueva de una forma más veloz. En las fotografías posa de lo más sonriente junto a su chico, quien le ha devuelto esa estabilidad y felicidad que tanto ansiaba desde que decidieran dar una segunda oportunidad a su amor hace ya dos meses.

Alejandra Rubio y Álvaro Lobo

Sale en defensa de su abuela

Alejandra era la última Campos en pronunciarse. Pese a hacer una férrea defensa de María Teresa Campos, la joven, de 20 años, ha reconocido que hubo cosas que no estuvieron bien, y es que si de ella hubiera dependido "no me hubiera sentado (en el 'Deluxe'). Para mí es la mejor, pero ha cometido errores. No era el momento".