Lo de Pilar Rubio es, definitivamente, de otro planeta. La mujer de Sergio Ramos dio a luz a su cuarto hijo hace casi dos meses, a finales de julio, y ha vuelto al trabajo como si un embarazo no hubiese pasado por su cuerpo ni tuviera en casa a cuatro pequeñines dándolo todo. Llena de fuerza y con ganas de trabajar la colaboradora se ha enfrentado a su primer reto y no ha defraudado.

Artículo relacionado

El propio Pablo Motos se lo ha preguntado nada más verla: "La última vez que te vi estabas muy embarazada y ahora parece que no ha pasado nada. ¿Todo bien?". Y la mujer de Sergio Ramos no ha reservado nada explicando la razón de su asombrosa recuperación y su energía a pocas semanas de ser mamá por cuarta vez: "Ha ido todo muy bien, ten en cuenta que es una cosa a la que ya estoy acostumbrada. El niño está perfecto".

Pilar Rubio vuelve a El Hormiguero

Pilar Rubio ha contado a Pablo Motos que en casa lo llevan bien pero que con cuatro niños se está volviendo un poco loca: "estoy muy loca y un poquito desquiciada, pero muy feliz". La presentadora ha explicado que es un poco (bastante) duro no descansar lo suficiente y luego tener que manejarte con otros tres durante el día. "Es una época que estás más cansada y es complicado pero somos unos guerreros". En cuanto a si irá por la niña tras el nacimiento de Máximo Adriano, no ha sorprendido con su respuesta: "¡No, yo creo que ya está bien!".

Pilar Rubio en El Hormiguero

Con tipazo, su enorme sonrisa y ganas de triunfar con sus retos, Pilar Rubio se ha liado la manta a la cabeza y se ha hecho con una licencia de armas para enfrentarse al complicado reto de la ballesta, que lo ha superado. La primera en la frente, como se suele decir. "¡¡Ha vuelto Pilar Rubio!!", ha gritado emocionado Pablo Motos. Y todo ello en la misma noche en la que Tamara Falcó se ha estrenado oficialmente como colaboradora (baile incluido).