No es ningún secreto que Pilar Rubio se somete a duras jornadas de entrenamiento diaria, una rutina deportiva de aproximadamente una hora que no solo le sirve para lucir un físico envidiable sino también para disfrutar de ese momento de desconexión tan necesario. La colaboradora de 'El Hormiguero' ha compartido parte de su preparación a través de las redes sociales y su sonrisa no es más que el reflejo del trabajo bien hecho.

Artículo recomendado

Pilar Rubio sorprende con un carísima chaqueta de Louis Vuitton durante su visita al museo d'Orsay de París

Pilar Rubio sorprende con un carísima chaqueta de Louis Vuitton durante su visita al museo d'Orsay de París

"Hoy me felicito a mí misma por el pedazo de entreno que me he marcado. La actitud es el 50% de todo", ha escrito la mujer de Sergio Ramos presumiendo como nunca antes de brazos musculados. En la instantánea, Pilar, ataviada con look deportivo en color negro y guantes, sostiene el móvil con una mano mientras hace el gesto de fuerza, una simple postura que pone en evidencia el impresionante físico de la comunicadora con el que compite con la mismísima reina Letizia.

Pilar Rubio

Pilar Rubio exultante tras su último entrenamiento

Instagram @pilarrubio

A lo largo de los años, los brazos de la mujer de Felipe VI han ocupado infinidad de titulares y al igual que Pilar no duda en presumir de ellos en muchas de sus apariciones públicas. No hay fórmulas mágicas, el único secreto es la disciplina y la constancia así como una cuidada alimentación que ambas llevan a rajatabla. Para lograr un bíceps y un hombro tan atlético se debe entrenar con ejercicios de fuerza con cargas relativamente altas en bloques que se dividen en: glúteos y piernas, espalda y brazos, hombros y pecho y, por último, abdominales y lumbares. ¡No hay quien pare a Pilar Rubio!

Artículo recomendado

Pilar Rubio sorprende con un carísima chaqueta de Louis Vuitton durante su visita al museo d'Orsay de París

Pilar Rubio sorprende con un carísima chaqueta de Louis Vuitton durante su visita al museo d'Orsay de París

La madrileña no oculta que no siempre tiene la fuerza para enfrentarse a las pesas "pero me duele más el amor propio si no lo hago. Así que toca demostrarme que puedo conmigo misma", reconocía hace algunos días. Sin embargo, hoy no puede estar más exultante.