Don Juan Carlos de Borbón se ha encontrado durante las últimas semanas en el centro de la polémica. Uno de los trabajadores de Zarzuela ha asegurado que tanto el rey emérito como doña Sofía no han sido un matrimonio al uso: "Es una familia, más, española desestructurada. Ellos decidieron que no podían divorciarse. El tiempo que estuve allí, llevaban vidas separadas, era una familia en la que el marido y la mujer no se veían", ha confesado sin contemplaciones el exjefe de Comunicación mientras Pilar Eyre, bloguera de Lecturas, ha querido aportar su granito de arena en este tema tan controvertido.

La periodista ha querido dar detalles sobre la relación extramatrimonial que ha mantenido Juan Carlos con Corinna Larsen durante más de cinco años, e incluso, ha querido tocar el tema del buen rollo que parecía tener, también, con Alexander, el hijo de Corinna.

Artículo relacionado

"La relación del rey Juan Carlos y Corinna era de matrimonio. Duró 8 años, vivían con su hijo, que le llamaba tío Juan Carlos o papá", unas declaraciones que ya contó en su momento para esta revista.

En su blog, Pilar dejó constancia que Corinna y su hijo estuvieron al lado del monarca en los momentos más difíciles de su vida, como por ejemplo, cuando le operaron de un nódulo en el pulmón que se temía que era maligno: "Juan Carlos quería a Alexander como a un hijo".

Esta información ha sido corroborada por Álvaro de Orleans, primo del emérito, quien ha confesado que entre ellos "había una pasión fuera lo normal". "Al ser mi primo, me callé ciertas cosas. Era una combinación que a mí me daba escalofríos", ha revelado el aristócrata en el podcast 'XRey'.

Artículo relacionado

Pero si hay una noticia que ha corrido como la pólvora durante las últimas horas ha sido la declaración de la examiga del rey con respecto a los 65 millones de euros que el monarca le transfirió "por gratitud y por amor", así como el origen de sus negocios en el extranjero: "Juan Carlos quería asegurar un buen futuro para mí y para mis hijos. Tenía la esperanza de poder recuperarme".

Además, la alemana ha confesado para OK DIARIO que el padre de Felipe VI tiene en palacio una máquina para contar billetes. Un dispositivo similar al utilizan los bancos para contabilizar el dinero en efectivo. "Descubrí que el dinero es su peor adicción".