Casa Real está viviendo unas semanas muy convulsas. Mientras que los Reyes continúan con su gira por toda España, las informaciones sobre don Juan Carlos no paran de sucederse. El Emérito está en el centro del huracán, algo que ha dejado en una situación complicada a otro miembro de la familia real: doña Sofía.

Artículo relacionado

La Reina Emérita podría sufrir el daño colateral de todos los escándalos de su marido. Esta misma semana, ‘El Confidencial’ publicaba que tanto el Gobierno como Zarzuela estaban buscando una solución para alejar a don Juan Carlos de la institución. Un movimiento que también podría arrastrar a doña Sofía, como le ocurrió a la infanta Elena cuando la relegaron de la familia del Rey Felipe VI por los problemas judiciales de su hermana, la infanta Cristina.

Reina Sofía
Casa Real

El importante papel de doña Sofía, por lo tanto, podría estar en riesgo por su estrecha relación con don Juan Carlos. Todo a pesar de que los Reyes Eméritos hace tiempo que no mantienen ningún contacto y que incluso han pasado el confinamiento cada uno por su lado. Sin embargo, de cara a la opinión pública es difícil separarlos.

Zarzuela perdería así a uno de sus grandes activos. Doña Sofía siempre ha sido uno de los puntos fuertes de la corona. Tanto es así, que ‘Point de Vue’, la revista especializada en realeza más importante de Europa, tituló la pasada semana: “Sofía y Letizia de España: dos reinas para un rey en peligro”. Unas palabras que encabezaban un artículo de cuatro páginas en el que se recordada el “apego a servir a la Corona” de doña Sofía y doña Letizia.

Artículo relacionado

Con un futuro incierto por delante, lo que sí que está claro es que las apariciones públicas de doña Sofía han disminuido considerablemente. Los actos de la Reina Emérita durante la pandemia han sido escasos, en parte, por pertenecer al grupo de riesgo por su edad. No obstante, llama la atención que no acudiera a la misa dedicada a todas las víctimas que se celebró el pasado domingo en la Almudena. Un tipo de eventos en los que siempre está presente. Sin embargo, las cosas parece que están cambiando en Zarzuela.