Antes y después de la muerte de su marido Antonio hace ahora dos meses, Paz Padilla ha tenido en todo momento el apoyo de su hija Anna Ferrer.Ambas han lidiado con la angustia de ver cómo la enfermedad consumía a Antonio, y también con la tristeza de continuar la vida sin él. Se han apoyado, arropado y animado cuando el dolor hacía mella en su alma, y de toda la experiencia quedan, entre muchas enseñanzas, que pueden contar la una con la otra. Anna no se ha separado de su madre, que ha ido tomando las rutinas que más le hacen feliz, y en sus redes sociales vuelve a ser recurrente verlas disfrutar de planes juntas, como el que han compartido este miércoles.

Artículo relacionado

Si hace unos días, la joven 'influencer' llevaba a Paz a uno de sus restaurantes favoritos, ahora ha sido la presentadora de 'Sálvame' la que ha querido sorprender a su hija en uno de sus espacios favoritos. Se han acercado al taller de su diseñador de cabecera, Alejandro de Miguel que, no en vano, fue el encargado de crear la fantasía de vestido con la que se casó con Antonio en Zahara de los Atunes en 2016. Y entre tanta creación nupcial, se ha sentido con la 'libertad' de apremiar a Anna a dar el gran paso con su novio Iván. "¡Mira todos los trajes de novia que hay! ¡Venga, que tengo ganas de nieto!", la 'picaba' entre risas en un vídeo subido a 'stories'.

La joven, que ya está curada de espantos con las bromas de su madre, intenta salir de la 'incómoda' situación como puede: "Son muy bonitos, pero no creo que me vaya a casar". A lo que rápidamente, tanto la asistente de tienda como Paz le contestan: "Eso nunca lo puedes saber, porque el día menos pensado, vas y lo haces...".

Anna Ferrer

Artículo relacionado

Aunque esté enamoradísima de su chico, que ha sido una persona clave este último y difícil año tanto para ella como para su 'suegra', de momento, Anna no tiene pensado pasar por el altar. Y lo ha dejado bien clarito desde su cuenta de Instagram: "No hagáis caso a mi madre, por favor. NO ME CASO 😅". Lo que sí es probable que la veamos con un impresionante vestido confeccionado exclusivamente para ella. Se augura ocasión especial y no cabe duda de que, después de todo lo que han pasado, tendrá un sabor único.

Anna Ferrer Padilla y Paz Padilla