Las versiones de Paz Padilla y la de Loli, sobrina de Chiquito de la Calzada, acerca del estado de salud del humorista coinciden y son esperanzadoras. Desde que a principio de esta semana ingresara en el Hospital Carlos Haya de Málaga, su segunda hospitalización en 15 días, el hermetismo era la tónica de cualquier dato sobre lo que le ocurría.

Paz Padilla ha querido romper una lanza por la familia y ha querido ayudar a trasladar un mensaje tranquilizador sobre la salud de su amigo Chiquito. La familia del humorista no está acostumbrada al revuelo mediático y, además, lo que ahora necesita el actor cómico es tranquilidad. De ahí, que la información haya salido a cuentagotas.

Artículo relacionado

La presentadora desde 'Sálvame' ha asegurado que ha hablado con la familia y que tenía "su permiso" para hablar sobre la salud del famoso paciente. Lo primero que ha hecho Paz ha sido decir que Chiquito de la Calzada "se encuentra bien". "Está consciente en una habitación en planta y la situación es de total normalidad", ha afirmado. También ha desmentido rápidamente que haya estado en la UCI y que se encuentre solo: "Chiquito no está solo, porque su familia está con él".

Según ha contado Paz, tras ingresar de urgencias, lo pasaron a planta y le están sometiendo a pruebas ("un estudio hemodinámico exhaustivo para determinar de qué le vienen los dolores y los problemas de salud", como ha podido averiguar el reportero Sergi Ferrer), y le harán en las próximas horas "un cateterismo". "El sábado ya podría estar en casa", ha concluido.

Paz estaba muy dolida con el exceso de alarma que se ha generado alrededor de su gran amigo, al que califica como l"a persona más generosa que he conocido".