El plató de 'El Programa de AR' vivió una revolución hace ya dos semanas. Ana Rosa Quintana abandonaba el plató en directo y a partir de ese momento se confinó en su casa durante 10 días tras estar en contacto directo con un positivo en Covid-19. Su compañero Joaquín Prat seguía sus pasos pero de Patricia Pardo no se sabía nada, un enorme silencio rodeó a la desaparición sin previo aviso de la gallega. ¿Qué pasaba con la colaboradora?

De vuelta en su puesto de trabajo, Ana Rosa Quintaba adelantaba a los espectadores que tenía que ser ella y no otra persona quien hablara del motivo de su ausencia. Muy sincera, Patricia Pardo reconocía haber pasado la Covid-19: "Lo pasé mal pero en casa, los primeros días fueron complicados, aislada, mirándome la saturación...", confesaba sin querer entrar en detalles.

Artículo recomendado

Ana Rosa Quintana enseña el salón de su casa desde donde sigue al frente de 'El Programa de AR'

Ana Rosa Quintana enseña el salón de su casa desde donde sigue al frente de 'El Programa de AR'

Pero su usencia no solo se ha limitado a su positivo en coronavirus: "Después de esa primera semana de confinamiento mi familia dio positivo y tuve que estar otra semana de cuarentena en casa por mis hijas", explicaba. Afortunadamente las pequeñas fueron asintomáticas y hoy todos se encuentran perfectamente.

Patricia Pardo

Patricia Pardo reaparece en 'El Programa de AR' tras dos semanas de ausencia

Mediaset

Tras la revelación de su compañera, Ana Rosa tomaba la palabra y ahora sí admitía que su cuarentena fue a consecuencia del positivo de Patricia Pardo: "Nos dijeron en directo que Patricia había dado positivo y claro estamos aquí sin mascarilla entonces por eso tuve que hacer cuarentena pero yo afortunadamente no lo tuve. ¡Vamos a trabajar!", sentenciaba la presentadora dando inicio al espacio de actualidad.

Con el test negativo y anticuerpos, Patricia Pardo ha retomado su trabajo en el espacio de actualidad de 'El Programa de AR'. La periodista ha agradecido el cariño recibido por parte de todos sus compañeros que no dudaron en enviarle flores durante la cuarentena.