Qué deportivos andamos últimamente. Debe de ser la operación biquini, que nos tiene a tope. Primero fueron Leonor y Sofía en el fútbol, y ahora son todos los famosos habidos y por haber entregados al fervor de las raquetas en el Madrid Open de Tenis. ¡Con cuántas agujetas vamos a terminar!

Artículo relacionado

El campeonato está contando con algunos de los mayores astros de este deporte. Nadal ha jugado, como también lo han hecho Verdasco o Feliciano. Los rostros conocidos vibraban con cada saque, cada raquetazo y cada pelota que se quedaba sin traspasar la red. Taquicárdico acabó más de uno. Sí, lo decimos por ella, por esa Ana Boyer viviendo intensamente el juego de su chico, sufriendo por cada punto que subía al marcador del adversario, y en tensión por que Fernando no se alzara con el triunfo. Al final, la suerte no estuvo de su lado, pero menos mal que el deportista tenía a la abogada que le prestó su hombro para consolarlo. No se puede ganar en todo.

Y de la ‘bajona’ que supuso para estos novios la eliminación de Fer del torneo, a la alegría contagiosa de los más jóvenes. Aprendamos de ellos. La cara de Lucas, el hijo de Fonsi Nieto y Alba Carrillo, al disfrutar de un partido de tenis de altura (no será raro para él ya que su madre está casada con Feliciano) no tenía precio: era ilusión pura. Su padre gozó de lo lindo tan solo viendo lo bien que se lo pasaba su pequeño. Otra benjamina que también hizo realidad su sueño fue Victoria Federica. La joven, a sus 15 años, saludó a Rafa Nadal como la fan que conoce al ídolo del pop que adora. Le dio dos besos y felicitó por su juego. Seguro que se aguantó las ganas de pedirle una foto. Qué duro debe resultar ser miembro de la Casa Real y guardar siempre la compostura.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado