Núria Marín es una caja de sorpresas. La periodista está atravesando una etapa profesional de grandes cambios pero, también de grandes alegrías. 'Sálvame', 'Socialité', 'La última cena', 'La casa fuerte', 'Hormigas Blancas'... Muchos son los programas en los que colabora (o ha colaborado) aunque, sin duda alguna, lo que ha generado una gran expectación es su vida personal debido a todas y cada una de las rutinas que lleva a cabo diariamente. Al igual que Pilar Rubio, la expresentadora de 'Cazamariposas' es una gran aficionada del deporte y el gimnasio es su templo. Además, ya hemos descubierto el secreto para conseguir su cuerpazo.

Artículo relacionado

Núria Marin ha confesado a través de redes sociales cuáles son los tres aspectos más importantes para conseguir llevar un estilo de vida saludable y así lo ha hecho público para todas aquellas personas que se han interesado en saber sus hábitos.

"Lo que hago es comer limpio (que no es lo mismo que hacer dieta), hago crossfit tres-cinco días a la semana y me hago tratamientos en cabina. Para mí es el combo perfecto", ha revelado Núria Marín para sus más de 160.000 seguidores de Instagram.

núria marín

Núria Marín desvela todos sus secretos para conseguir un estilo de vida sano.

Instagram @nuriasecret

Artículo relacionado

Una buena alimentación, distintas prácticas deportivas y tratamientos para incrementar el cuidado de la piel, son las opciones más efectivas. Núria Marín se encuentra realmente a gusto con la transformación que ha experimentado y las buenas costumbres que ha ido cogiendo con el paso de los años ya que, tal y como aseguró sin vergüenza alguna, su gran complejo han sido, son y serán siempre las cartucheras: "La vida es injusta, con el deporte y la dieta que hago y mirad qué cartucheras, ¿me hago una lipo?", soltó a todos sus fans replanteándose pasar por quirófano. Aunque también cabe recordar que es una gran fan de los retoques y hay uno en concreto que le ha cambiado la vida.

No solo las cartucheras acomplejaban a Núria Marín, su sonrisa también. La colaboradora no ha tenido reparos en reconocer que muchas veces evitaba sonreír por el estado de su dentadura pero gracias a la ortodoncia, la mejor inversión de su vida, ha conseguido una sonrisa envidiable: "Fueron tres años de aparatos, llagas, heridas, no comer manzanas a bocados ni bocatas, pero valió la pena".

Artículo relacionado

Ya sabemos que el verano ha llegado a su fin y la vuelta al trabajo está siendo algo tediosa pero con una buena actitud y con motivación todo se puede conseguir. ¡Mira Núria Marín!