Este domingo, el programa 'Hormigas blancas' hacía un repaso a la vida de Bibiana Fernández. Al margen del documental, era el estilista,Pelayo Díaz, quien se convertía en uno de los protagonistas de la noche por una serie de polémicos comentarios.

Todo ocurría después del análisis estilistico que Nuria Marín hacía sobre Bibiana. La presentadora afirmaba que la artista pasó por una época "un tanto choni", un comentario que no gustó nada a su amigo íntimo. Lejos de dejarlo pasar, el que fuera jurado de 'Cámbiame' criticó la interpretación de la joven catalana: "Me parece un delito llamar choni a Bibiana cuando Nuria lleva es mono", afirmaba.

Artículo relacionado

Ha sido este comentario el que hacían estallar a los usuarios en redes sociales y una lluvia de críticas caía sobre el estilista tachándole de "desubicado" o "desagradable", entre otros. Inmediatamente, Carlota Corredera aclaró al estilista que el análisis había sido realizado por un equipo de redactores del programa y para nada era una opinión personal de Nuria: "Me encanta el mono de Nuria, es lo que tiene la diversidad. De todas formas ella ha leído lo que ha escrito el guionista". La cosa no se quedaba ahí y ya fuera de plano, la catalana le indicaba que podía solicitar la hoja de reclamaciones a dirección.

Nuria Marín

Para esta noche de verano, Nuria lució un mono de manga corta con llamativo estampado de flores que había pasado desapercibido hasta este momento. Ante semejante zasca estilístico, la presentadora tiraba de ironía a través de su perfil de Twitter: "Gracias por aceptar a una choni en el equipo".

Por si esto fuera poco, Pelayo se mostró disgustado con la imagen que se había dado de Bibiana en el reportaje: "Yo prefiero quedarme con la imagen de la Bibiana que conozco y no con la que veo en el documental", sentenciaba.

Nuria Marin reacción